Bangladesh
Una pareja llora desconsolada tras reconocer el cadáver de su hijo en el complejo textil derrumbado en Bangladesh. EFE

El número de fallecidos por el derrumbe a finales de abril de un complejo textil cerca de Dacca, la mayor tragedia industrial de la historia de Bangladeshse situó este jueves en 1.022, informó el portavoz del Ejército, Shahinul Islam.

Los equipos de rescate continúan recuperando cadáveres de entre el amasijo de escombros que, según las autoridades, cada vez resulta más complicado identificar por su avanzado estado de descomposición.

El inmueble, de nueve plantas y que albergaba cinco talleres textiles que producían ropa y accesorios para destacadas marcas extranjeras, se desmoronó el pasado 24 de abril en el suburbio industrial de Savar.

La ONU ha instado a las firmas mundiales de ropa que mejoren las condiciones de los empleados que tienen en Bangladesh El siniestro fue un recordatorio de las precarias bases de una industria en buena parte responsable de la bonanza económica del país (un 6% de aumento del PIB en 2012) y que aporta el 78 % de las exportaciones, unos 19.000 millones de dólares según datos oficiales.

El sector, en crecimiento exponencial —5.400 fábricas y más de cuatro millones de trabajadores actualmente— atrae a las grandes marcas ropa y accesorios de Occidente. Sin embargo, los analistas critican que esa predilección se debe básicamente a que la mano de obra es la más barata del planeta.

Según datos oficiales, la tragedia ha causado también 2.437 heridos, un número que ha permanecido inalterado desde la semana pasada pues los servicios de rescate ya no encuentran más supervivientes.

Cuatro graves siniestros en seis meses

La ONU ha instado a las firmas mundiales de ropa que mejoren las condiciones de los empleados que tienen en Bangladesh. Las compañías internacionales Primark, El Corte Inglés, Bon Marché, Joe Fresh y Benetton han confirmado producir en alguna de las empresas locales implicadas en el siniestro, y otras como Mango habían hecho pedidos de prueba en los talleres.

La tragedia ha causado también 2.437 heridos El Gobierno, que actualmente está preparando un borrador para enmendar la Ley del Trabajo que podría suponer algunas leves mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores, ha cerrado en los últimos días 18 talleres por motivos de seguridad.

La Asociación de Manufactureros y Exportadores de Artículos de Punto (BGMEA) también ha ordenado la clausura de ocho fábricas y ha pedido al resto informes técnicos sobre el estado de las instalaciones que deben ser entregados antes del 30 de mayo.

En el último medio año se han registrado cuatro graves siniestros mortales en Bangladesh —tres incendios y un derrumbe— en fábricas del ramo, el último de ellos un incendio ayer en un barrio de Dacca que causó la muerte a siete personas.