Amanda Berry y Gina DeJesus, secuestradas en Cleveland, ya están en casa y piden privacidad

  • La hermana de Berry solicitó respeto para que ella y su hija "puedan recuperarse".
  • Darán explicaciones cuando las familias estén preparada.
  • La Policía ha encontrado cadenas y cuerdas con las que habrían sido atadas.
Fotografía sin fechar cedida por el FBI de Amanda Marie Berry, desaparecida desde abril de 2003, cuando tenía 16 años. Tres jóvenes que desaparecieron en casos separados entre 2002 y 2004 fueron encontradas vivas en una vivienda de Cleveland (Ohio, EE UU), cuyo propietario fue arrestado.
Fotografía sin fechar cedida por el FBI de Amanda Marie Berry, desaparecida desde abril de 2003, cuando tenía 16 años. Tres jóvenes que desaparecieron en casos separados entre 2002 y 2004 fueron encontradas vivas en una vivienda de Cleveland (Ohio, EE UU), cuyo propietario fue arrestado.
FBI / EFE

Dos de las tres jóvenes que permanecieron más de diez años secuestradas en una vivienda de Cleveland, Amanda Berry y Gina DeJesus,  ya están con sus respectivas familias. La tercera joven Michelle Knight permanece ingresada en un centro hospitalario.

Escoltada por la Policía y junto a su hija de seis años, Jocely, Amanda Berry bajó este miércoles del coche ante una gran expectación mediática pero aún sin fuerza para hacer una declaración.

Fue su hermana, Beth Serrano, quien ofreció un pequeño discurso entre lágrimas ante los periodistas que se agolpaban a las puertas de una casa llena de globos y mensajes de bienvenida.

"Agradecemos todo lo que habéis hecho por nosotros en los últimos diez años, pero ahora respetad nuestra privacidad", dijo la hermana, quien insistió en el respeto hacia Amanda y su hija hasta que puedan recuperarse. "Nuestra familia necesita privacidad para que mi hermana y mi sobrina puedan salir adelante. Por favor, respetad esto hasta que estemos preparados para dar explicaciones", añadió.

Gina DeJesus, por su parte, tampoco quiso hacer declaraciones a su llegada a casa. Vestida de negro con una sudadera amarilla, la joven —que regresaba a casa diez años después— hizo un gesto con el pulgar en alto, en señal de encontrarse bien, a los vecinos y periodistas que se congregaron frente a su domicilio.

La Policía también ha aprovechado las circunstancias para ofrecer más detalles sobre la investigación. Un agente explicó así que habían encontrado cadenas y cuerdas con las que habrían sido atadas, pero descartaron el hallazgo de cadáveres.

Forzada a asistir el parto de su compañera de cautiverio

Entre las pesquisas policiales destaca que el secuestrador Ariel Castro forzó a una de las jóvenes, Michelle Knight, a asistir el parto de su compañera de cautiverio Amanda Berry. Lo hicieron en una bañera hinchable y amenazó con matarlas a todas si al bebé le pasaba algo.

Además, algunos medios publican que Ariel Castro sacó de la vivienda en al menos dos ocasiones a Jocelyn, la niña, y que fue presentada como la hija de una novia.

Por otra parte, arrecian las críticas contra la actuación policial, máxime cuando se ha sabido que Gina de Jesus era una de las mejores amigas de Arlene, una hija de Castro. De hecho, varios medios de comunicación llevan en sus ediciones fotos de las dos chicas juntas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento