Las empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas bajaron a 133 durante el primer trimestre en Galicia, lo que supone un descenso del 3,76% respecto al mismo periodo de 2012 pero un aumento del 9,02% en relación al trimestre anterior.

Por su parte, las familias concursadas cayeron entre enero y marzo, al pasar de 11 en el primer trimestre de 2012 y 12 en el cuarto trimestre del pasado ejercicio a un único concurso, según la estadística de procedimiento concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada este miércoles.

En total, el número de deudores concursados en Galicia (familia y empresas) fue de 134, un 7,6% menos que en el primer trimestre del año pasado y el mismo dato que en el cuarto trimestre. Esta evolución contrasta con la del conjunto estatal, donde la cifra aumentó un 22,8% interanual y un 10,4% intertrimestral.

En cuanto al tipo de concursos, la mayor parte en Galicia fueron voluntarios (126), mientras que ocho fueron necesarios. Hasta 108 siguieron un procedimiento abreviado y 26 lo hicieron mediante procedimiento ordinario. En todos los casos existió propuesta anticipada.

Entre los 133 procesos concursales de empresas en el primer trimestre en la comunidad, 109 eran sociedades de responsabilidad limitada. Una quincena estaban constituidas como sociedades anónimas, siete eran personas físicas y dos, de otro tipo.

Por provincias, A Coruña concentró el mayor dato de concursos de empresas (53), seguida de Pontevedra (46). Lugo registró 21 empresas concursadas y Ourense, 13. El único concurso de familias en la Comunidad gallega se correspondió con la provincia de Lugo.

CONSTRUCCIÓN,

Comercio e industria

Por actividad económica principal, 37 de las firmas se dedicaban al sector de la construcción (29 de ellas, a la edificación y promoción inmobiliaria), mientras que 24 eran del sector del comercio al por mayor y 23 de la industria.

El resto de concursos se distribuyen entre agricultura y pesca (1), energía (1), comercio al por menor y vehículos (6), transporte y almacenamiento (6), hostelería (4), información y comunicaciones (4), inmobiliarias financieras y seguros (3), actividades profesionales (8), actividades administrativas y servicios auxiliares (3), resto de servicios (8) y compañías sin clasificar (5).

ASALARIADOS,

Negocio y antigüedad

Si se atiende al tramo de asalariados, 31 de las empresas concursadas tenían uno o dos, 23 tenían entre seis y nueve, 22 entre 10 y 19 y 17 entre 20 y 49.

El INE también recoge que, por tramo de volumen de negocio, en Galicia, el mayor número de concursos afectó a empresas que facturaban hasta 0,25 millones de euros (30), seguidas de aquellas cuyo volumen de negocio iba de 0,5 a 1 millón de euros (23) y las que facturaban de 2 a 5 millones (21).

Hasta 41 de las compañías afectadas por concursos en el primer trimestre en la comunidad tenían 20 o más años de antigüedad. Un total de 29 tenían de cinco a ocho años y una veintena, de nueve a 12 años.

Conjunto del estado

En el conjunto del Estado, las empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas ascendieron a 2.661 durante el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 30,1% respecto al mismo trimestre de 2012 y del 13,3% en relación al trimestre anterior.

Por su parte, las familias concursadas bajaron entre enero y marzo un 30,6% en tasa interanual, hasta sumar 193 procedimientos de quiebra.

En total, el número de deudores concursados (familia y empresas) fue de 2.854, un 22,8% más que en el primer trimestre de 2012 y un 10,4% más en tasa intertrimestral. El INE ha subrayado que este avance trimestral de los deudores concursados es el más bajo de los últimos dos años.

Del total de concursos registrados hasta marzo, 2.727 fueron voluntarios, un 25,6% más que en el primer trimestre del año pasado, y 127 necesarios, un 17% menos que entre enero y marzo de 2012. Atendiendo a la clase de procedimiento, los concursos abreviados aumentaron un 2,7%, hasta sumar 1.952, mientras que los ordinarios se multiplicaron por más de dos y ascendieron a 902.

El 25% de las empresas que entraron en concurso entre enero y marzo tenían como actividad principal la construcción (665 concursos), mientras que el 17,1% se dedicaban al comercio (454 empresas concursadas) y el 16,3% a la industria y la energía (434).

Prácticamente una de cada cuatro empresas (24,8%) que se declararon en quiebra hasta marzo tenía una antigüedad de 20 o más años, mientras que el 12,4% tenía cuatro años o menos de vida. Entre las empresas concursadas de creación más reciente, el 25,2% se dedicaba a actividades profesionales, en tanto que entre las más antiguas, el 32% operaba en el sector de la industria y la energía.

La mayor parte de las empresas concursadas del primer trimestre eran sociedades limitadas (2.057), con un crecimiento del 33,7% sobre el mismo periodo de 2012, en tanto que 465 eran sociedades anónimas (+28,8%) y 88 eran personas físicas con actividad empresarial (autónomos), un 14,6% menos que entre enero y marzo del año pasado.

El 26,2% de las empresas concursadas hasta marzo se concentraron en el tramo más bajo de volumen de negocio (hasta 250.000 euros), y el 74,1% tenían menos de 20 asalariados.

CATALUÑA, A

La cabeza de los concursos

Por comunidades, Cataluña, Baleares, Madrid y Comunidad Valenciana fueron las comunidades con mayor número de declaraciones de concurso en el primer trimestre del año, dado que acapararon más del 57% del total. En concreto, Cataluña sumó 567 concursos, Baleares registró 385, Madrid tuvo 377, y Comunidad Valenciana, 320.

En el lado opuesto, las regiones con menos suspensiones de pagos en el primer trimestre del año fueron Cantabria, con 22 procedimientos; La Rioja (24) y Navarra, con 34 concursos.

Comunidad Valenciana, Galicia y Andalucía fueron las únicas comunidades que registraron menos concursos en el primer trimestre en tasa interanual, con descensos, respectivamente, del 9,3%, del 7,6% y del 4,9%. Baleares, por su parte, presentó el mayor repunte interanual (+400%), al pasar de 77 empresas concursadas en el primer trimestre de 2012 a un total de 385 en el mismo periodo de 2013.

Con la entrada en vigor de la Ley Concursal el 1 de septiembre de 2004, el INE sustituyó la antigua estadística de suspensiones de pagos y declaraciones de quiebra por la de procedimiento concursal, reemplazando los conceptos jurídicos de suspensión de pagos y declaración de quiebra por el de concurso de acreedores, denominándose deudores concursados a las entidades sometidas a este proceso.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.