Las tres jóvenes desaparecidas hace una década que fueron halladas este lunes en una casa de Cleveland (Ohio) estuvieron embarazadas y abortaron en varias ocasiones durante su cautiverio por las violaciones y golpes de los secuestradores, indicaron este lunes fuentes policiales a medios locales.

Según el canal de televisión local WKYC-TV de Cleveland, que citó fuentes policiales, hubo "múltiples" embarazos de las jóvenes Amanda Berry, Gina DeJesus y Michelle Knight y, aunque no precisaron la cifra, en algunos medios se habla de hasta cinco embarazos.

Asimismo, los investigadores están revisando el patio trasero de la casa, en el que se ha observado "tierra removida".En la casa también vivía la hija de Berry, de 6 años

Este martes, la policía también confirmó que en la casa vivía una niña de 6 años, hija de Berry.

Por el momento, la policía interroga a tres hermanos por su supuesta relación con las tres desapariciones, ocurridas entre 2002 y 2004.

Los hermanos que están siendo interrogados son Ariel Castro, el principal sospechoso y propietario de la casa, de 52 años; Pedro Castro, de 54; y Oneil Castro, de 50.

Amanda Berry, desaparecida en 2003, un día antes de su 17 cumpleaños, consiguió pedir auxilio este lunes en un descuido de sus captores.

Berry explicó a sus liberadores que en la casa había más personas recluidas contra su voluntad: Gina DeJesus, desaparecida en 2004, con 14 años, y Michelle Knight, cuyo rastro se perdió en 2002, cuando tenía 20.

El alcalde de Cleveland, Frank Jackson, hadicho en rueda de prensa que las autoridades tienen "muchas preguntas sin responder", como por qué los vecinos no detectaron que había tres personas recluidas en esa casa durante tanto tiempo.

Entrevistadas por el FBI

Por otro lado, el FBI concluyó este martes sus entrevistas con las tres jóvenes y la hija de una de ellas, y prevé interrogar este miércles a los tres hermanos sospechosos de mantenerlas retenidas en la vivienda.

Un especialista en víctimas infantiles del FBI entrevistó a Amanda Berry y su hija de 6 años, concebida durante el cautiverio, además de a Gina DeJesus y Michelle Knight, en un "ambiente cómodo" para ellas, según indicó a la cadena CNN una portavoz del FBI, Vicki Anderson.

Las jóvenes secuestradas han comenzado a retomar el contacto y reunirse con sus familias

Según la CNN, este miércoles podría también producirse también la presentación formal de cargos, que pueden incluir la detención ilegal, violación u otros tipos de abusos o torturas.

Las autoridades también registraron la casa de Ariel Castro, con la ayuda de un perro especializado en la búsqueda de cadáveres, indicó Anderson. Los investigadores han revisado además el patio trasero de la casa, donde se ha observado "tierra removida".

Las jóvenes secuestradas han comenzado a retomar el contacto y reunirse con sus familias, y Berry pudo hablar esta tarde por teléfono con su abuela, Fern Gentry.

En la conversación, reproducida por la cadena local WJHL, Berry dijo a su abuela que se encuentra "bien" y que la niña de 6 años rescatada junto a ella el lunes es efectivamente su hija.

"He pensado en ti todo este tiempo. Nunca te he olvidado", afirmó su abuela en la conversación.

Mientras, el vecino que permitió el rescate de las tres jóvenes, Charles Ramsey, dijo en una entrevista con la CNN que no se considera un héroe, ni está interesado en una recompensa.

"(Cuando ocurre algo así), dejas de lado cualquier cobardía o la idea de 'no quiero meterme en los asuntos de nadie'. Lo tienes que dejar de lado por un minuto", indicó Ramsey.

Según el canal de televisión local WKYC-TV de Cleveland, que citó fuentes policiales, habría habido "múltiples" embarazos y abortos de Berry, DeJesus y Knight durante su cautiverio.