Etarras del aparato logístico detenidos en mayo de 2013
Fotos operativas de los seis etarras responsables del aparato logístico de ETA. MINISTERIO DE INTERIOR

ETA está más cerca que nunca de quedar reducida a unas simples siglas. Lo ha repetido varias veces el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, durante la rueda de prensa de este martes informando de las últimas seis detenciones, y lo mencionan luego en petit comité responsables de la lucha antiterrorista, fuentes normalmente más prudentes. Las detenciones que se han producido simultáneamente en tres ciudades francesas (con 800 km de distancia entre dos de ellas) en la madrugada del lunes han dejado a la banda terrorista con una capacidad operativa "casi nula", explican las mismas fuentes.

Las seis detenciones dejan a ETA muy tocada, "prácticamente hundida", por las responsabilidades que tenían los arrestados, "el núcleo duro del aparato logístico de la banda". Los seis etarras detenidos, que formaban tres 'taldes' (grupos) de dos, desempeñaban funciones básicas en la clandestinidad de los pocos miembros de la banda que aún se ocultan en Francia. Su caída "cercena el tronco que ayudaba a vivir a las pocas extremidades que aún tiene la banda", explica una fuente antiterrorista.

Ekhine Eizagirre y Kepa Arkauz, ambos de 29 años, fueron detenidos en la casa en la que se ocultaban en la localidad gala de Blois, al sur de París. Ambos dirigían el actual aparato de falsificación de ETA, el 'Agiri Dokumentugintza Imprimakiak' o FAL, clave para sobrevivir en Francia. Huidos desde principios de 2010, "tenían un buen nivel de falsificación" y nutrían de documentación falsa a todos los miembros de la banda . "Su reemplazo a medio plazo es casi imposible", explica un teniente coronel de la Guardia Civil, que ha llevado a cabo las detenciones en colaboración con la policía francesa. A falta de inventariar toda la documentación hallada en su poder, la Benemérita espera poder hacerse con las fotos actuales y nombres de todos los etarras escondidos en Francia y otros países europeos.

Uno de los detenidos era el experto en explosivos de ETA Igor Uriarte López de Acuña, 39 años; y Julen Mendizabal, 33 años, detenidos en Montpellier (sur de Francia), dirigían el 'talde' encargado de robar los coches. "Todos los 'taldes' que hay en Francia se mueven con un coche robado que cambian periódicamente. Aunque cada talde debe ser capaz de robar sus propios coches, los dos detenidos nutrían de vehículos al resto de miembros y se encargaban de destruirlos cuando ya no eran necesarios. Habrán robado cerca de 30 coches", explican las mismas fuentes. El primero está huido oficialmente desde el 25 de enero de 2011. Mendizabal llevaba huido desde 2007.

El jefe de logística, aún por detener

Raúl Aduna, 32 años; y Antonio Goicoechea, 42 años, eran los actuales responsables de los zulos de ETA. Goicoechea era "uno de los mayores expertos en explosivos que le quedan a la banda". Vivían en una casa en Brive-La Gaillarde, en el centro del país, una localidad muy utilizada por ETA. Goicoechea se dio a la fuga en abril de 2011 después de que fuera desmantelado el 'comando Erreka', que guardaba el "principal depósito de explosivos de ETA en el País Vasco". Aduna llevaba huido desde 2007. "Su caída y la documentación que les hemos intervenido nos darán pistas de los zulos de ETA, lo que hará que otros grupos no puedan utilizarlos ante el temor de que estén 'quemados'", explican las mismas fuentes. Y la gran mayoría sin ninguna experiencia operativa

Todas las fuentes consultadas destacan la importancia de los detenidos, "grupos interdependientes" que eran la estructura principal del aparato principal que hoy tiene ETA, el logístico (ya que el militar ha quedado englobado en él). No obstante, Interior ha explicado que no han sido detenidos los dos responsables del aparato logístico: Joseba Reta de Frutos y Xabier Goyenechea, de quienes dependían los seis arrestados, "y otro talde secundario que también se encarga de los zulos".

No ha sido detenido el jefe de logística, pero sí todos sus
jefes intermedios
Los arrestos de este martes se han podido producir gracias a la detención en octubre de 2012 de la anterior jefa de logística, Izaskun Lesaka. Estos tres 'taldes' llevaban varios meses controlados (Interior ha aportado fotos actuales de los seguimientos que se les ha hecho), lo que ha permitido a la Benemérita conocer sus movimientos y la estructura actual de ETA. "Es una operación importante. Desde 2004 no caían tantos terroristas en un mismo golpe. Tres de los seis detenidos tenían historial en comandos armados y dos de ellos tenían mucho experiencia. Un golpe muy duro para lo que le queda a ETA".

Entonces surge la pregunta. ¿Seis de cuántos? En las webs de la Policía Nacional y la Guardia Civil solo quedan otros 12 nombres en las listas de terroristas más buscados. "Seis de... cómo mucho 30", señala una fuente de Interior. "Seis de 20 operativos", le corrige otra fuente de la lucha antiterrorista. "Muchos de ellos actualmente controlados", monotorizados como le gusta decir a la Guardia Civil. "Hemos empezado la campaña final de recolección de verano", señala en tono jocoso un alto mando de la Guardia Civil.

No aparatos, solo capacidades

Estas detenciones dejan a ETA con una estructura muy sencilla y aún más mermada. "En 2010 había varios aparatos, en los que predominaban el político, el militar y el logístico. Ahora hay capacidades, dos, la política y la logística, que ha quedado casi eliminada". Sin olvidar un pequeño aparato de reserva en otros países europeos con un número muy escaso de militantes. El aparato político está formado por David Pla e Iratxe Sorzábal, con el asesoramiento del veterano 'Josu Ternera'. "Tres dirigentes perfectamente controlados por el CNI", asegura otra fuente de Interior.

El momento de estas detenciones tampoco es casual. Son tres operaciones en una para lanzar un mensaje claro a ETA, en respuesta al último comunicado de la banda, hecho público el 2 de mayo. En él, ETA alertaba sobre el "momento crucial" en el que supuestamente está 'el proceso', ante el rechazo de sus exigencias por parte del Gobierno. Los arrestos también se producen en el momento en el que ETA ha dejado claro que no se disolverá y en el que se empieza a hablar abiertamente desde algunos foros antiterroristas de una posible escisión de la banda y un posible retorno a los atentados.