El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha manifestado este martes que apoya al ministro del Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, "de la 'a' a la 'z'" en relación a la nueva ley del aborto que el Ejecutivo quiere aprobar. "El aborto tiene poco que ver con ETA, bueno tiene algo que ver, pero en fin...", ha asegurado Fernández Díaz durante la rueda de prensa que ha ofrecido para explicar los detalles de la última operación contra la banda terrorista. Luego ha aclarado en un comunicado que en ningún momento quiso comparar el aborto con los etarras.

"Estoy completamente de acuerdo con el ministro de Justicia", ha señalado también el ministro, quien ha recordado que Gallardón respondió recientemente a una interpelación socialista en el Congreso sobre este asunto "y recibió un aplauso unánime por todos los diputados del grupo parlamentario popular que estaban en el hemiciclo".

"Apoyo de la 'a' a la 'z' todo lo que dijo Ruiz-Gallardón, que hizo una brillantísima defensa de lo que es la posición del Gobierno en relación a esa cuestión teniendo en cuenta que el TC, en reiteradas ocasiones, se ha pronunciado al respecto", ha dicho Fernández Díaz.

Según el ministro del Interior "la posición del Gobierno es volver, como no puede ser de otra manera, a la doctrina del TC".

Por otra parte, el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha afirmado que en el PP hay gente que piensa de manera muy distinta en relación al aborto y una coincidencia: la doctrina del Tribunal Constitucional.

"En el PP hay gente que piensa de manera distinta"

"En el PP hay gente que piensa de manera muy distinta en el mundo del aborto y hay una coincidencia. En este caso, nuestro punto de coincidencia es la doctrina del TC y el eje de la reforma y la ley de Bibiana Aído se alejó de esa posición y nuestro compromiso en la reforma es volver ahí", ha asegurado. 

Asimismo, ha señalado que cuando vean "textos más concretos", "afinarán una posición". Igualmente, ha asegurado que en este tema marcan una posición y que no hay discrepancias sino "coincidencia" que se refleja en el programa electoral y que lleva adelante el ministro de Justicia: el compromiso de volver a una posición de consenso, la que marcaba la doctrina de 1985.

En cualquier caso, ha defendido que el Grupo Popular no tiene por qué esperar a que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre los dos recursos pendientes, y presentados en 2010 por el PP y el Gobierno de Navarra a la Ley del Aborto aprobada en la anterior legislatura, porque ya existe una doctrina de 1985 del Alto Tribunal sobre el tema.