Decorar el pasillo
La luz es fundamental: el pasillo debe ser luminoso. GTRES

La luz natural es la vida de nuestro hogar. Y si no pensemos qué difícil es crear hogar en una casa oscura, sin ventanas al exterior, con apenas luz natural y nunca directa. Evidentemente, quien disfrute de un ático grande con terrazas y ventanas no tendrá problemas para hacer cálidos sus espacios. Pero en viviendas pequeñas, y más si son bajos o primeros, la luz natural que nos llega es como agua en el desierto.

Por falta de permisos o presupuesto, crear nuevas entradas de luz es un problemaEs en este último caso en el que se hace fundamental saber aprovechar lo que tenemos, la luz que nos llega, explotarla, estirarla como si fuera un chicle. Para ello hay pequeños trucos que pueden ayudarnos a "iluminar" nuestra casa sin necesidad de obras. Estos son algunos de los que sugieren desde Fotocasa.

Ventanas y entradas de luz
Por falta de permisos o de presupuesto, crear nuevas entradas de luz suele ser un problema. Pero siempre podemos optar por cambiar el tipo de cristal que disponen nuestras ventanas. Otra opción mucho más económica para lograr una sensación de luminosidad extra y amplitud es pintar los marcos de las ventanas de un color claro, preferiblemente de blanco.

Puertas y puertas
También pueden ayudarnos a dar más luz a nuestra casa. Sustituir la típica puerta de madera por otra parcialmente de cristal nos dará la transparencia necesaria para permitir que la luz se expanda por toda la casa, sin renunciar a su fin: separar ambientes. Si la puerta es corredera, aún mejor.

Paredes y techos
Cuanto más claros, más luminosos. Colores crudos, blancos rotos, grises neutros y otros pueden proporcionar la claridad ansiada. También el suelo claro resultará más efectivo a la hora de reflejar la luz.

El color de los muebles
Los muebles y revestimientos claros nos ayudarán a darle más luminosidad a cada cuarto. Blancos, crudos, mates, lacados o realizados en cristal… todos ellos resultan muy útiles para esta labor y, además, resultan muy fáciles de combinar en cualquier ambiente. El otro consejo con el mobiliario es no sobrecargar la estancia de muebles y otros complementos.

Y el de los textiles
Para dar mayor sensación de amplitud, nos interesa utilizar textiles y cortinas ligeras, de colores claros, distintas tonalidades de blancos, crudos o pasteles. Además, resultan más fáciles de combinar.