Seis personas relacionadas con la banda terrorista ETA han sido detenidas este martes en Francia en una operación conjunta entre la Guardia Civil y la Policía francesa, según fuentes de la lucha antiterrorista.

Esta operacion francoespañola contra la estructura de ETA se ha producido en distintas localidades de Francia: dos de los arrestos se han producido al sur de Limoges, en Brive-la-Gaillarde, otros dos al suroeste de París, en Blois, y los dos restantes, en Montpellier.

Fernández Díaz: "Pone sin duda a la banda ante lo inevitable, que es su disolución"Fuentes de la investigación han asegurado que los arrestados tenían diferentes funciones dentro del aparato logístico de ETA y han confirmado que algunos de ellos tenían como misión controlar zulos que la organización conserva para almacenar material explosivo.

El ministro del Interior Jorge Fernández Díaz ha asegurado que con la detención "el núcleo de la logística de ETA ha sido desmantelado", ya que se trata de tres grupos dedicados a la gestión de los zulos, suministro de coches y de documentación falsa.

Fernández ha añadido, en relación con esta operación de la Guardia Civil en colaboración con las autoridades francesas, que estas detenciones y "la extrema situación de debilidad operativa de ETA" pone sin duda a la banda "ante lo inevitable, que es su disolución"

"Miembros activos de células clandestinas"

Algunos de ellos iban armados y se les ha intervenido también abundante documentación. Las fuentes no han precisado la identidad de los que iban armados, aunque han destacado que en esta operación la cantidad de documentos intervenidos es "inmensa".

Los seis detenidos son  Raúl Aduna Vallinas y Antonio Goicoechea Gabirondo (Brive-la-Gaillarde); Igor Uriarte López de Vicuña y Julen Mendizabal Elezcano (Montpellier), y Ekhiñe Eizaguirre Zubiaurre y Kepa Arkauz (Blois). El Ministerio francés del Interior se ha referido a ellos como "miembros activos de células clandestinas" y ha indicado que cinco de ellos estaban entre los más buscados.

Cinco de los detenidos estaban entre los más buscados, según la PolicíaEntre ellos se encuentran algunos antiguos miembros del comando Erreka, considerado en abril de 2011 por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, como "un proyecto estratégico" de ETA para almacenar y distribuir explosivos a los grupos operativos de la banda.

Fuentes de la lucha antiterrorista encuadran a los detenidos como responsables del abastecimiento de la banda, por lo que la operación supondría un golpe al aparato logístico de ETA, Elosa.

La logística es la estructura más activa desde la declaración de alto el fuego del pasado 20 de octubre de 2011 ya que es la encargada de abastecer a los militantes del grupo y cubrir sus necesidades básicas para mantenerse en la clandestinidad. Anteriormente, este aparato se encargaba de suministrar el material necesario a los comandos para los atentados.

Entre los más buscados

Andoni Goicoechea Gabirondo es el que tiene un historial más dilatado. Las fuerzas de seguridad le consideran experto en explosivos y está fugado desde abril de 2011, cuando se le buscaba por su pertenencia al comando Erreka.

Goicoechea llegó a agredir a su propia madre en junio de 2002 durante la celebración de un pleno en el Ayuntamiento de Gaztelu, del que ella formaba parte como edil por una plataforma próxima al PNV.

Julen Mendizábal Elezcano está reclamado por la Audiencia Nacional desde 2001 por su vinculación con un acto de 'kale borroka'.

Las fuerzas de seguridad consideran a Goicoechea un experto en explosivosEl juez Ismael Moreno ordenó hace 12 años la detención de Alberto Marín Etxeberría, Xabier Mondragón, Igor Zearreta Garai y Julen Mendizábal Elezcano. Los tres primeros fueron detenidos el 27 de marzo de 2001.

Está acusado de la quema de un cajero automático de La Caixa situado en la calle Barre, en Oñate (Guipúzcoa), el 8 de noviembre del año 2000. Las llamas y el humo como consecuencia del ataque afectaron a las viviendas situadas encima de la entidad bancaria, poniendo en peligro a los miembros de tres familias que tuvieron que ser desalojadas del lugar.

Raúl Aduna Vallinas fue arrestado por la Guardia Civil en septiembre de 2001, pero fue puesto en libertad bajo fianza, acusado de colaborar con ETA.  A partir de ese momento, las fuerzas de seguridad le relacionan con la violencia callejera y le consideran huido desde 2007.

Ekhine Eizaguirre Zubiaurre e Igor Uriarte López de Vicuña también figuran en el listado de los terroristas más buscados por la Policía. El único de los arrestados que no está en esa lista es Kepa Arkauz Zubillaga

Francia, la "retaguardia" de ETA

"Pese a las evoluciones positivas registradas en relación con el País Vasco español, nuestro territorio nacional no ha dejado de ser una base de retaguardia logística y militar para las estructuras clandestinas de la organización", ha dicho el ministro de Interior galo, Manuel Valls, en un comunicado.

Valls se ha felicitado por "la excelente cooperación franco-española en los casos de información y de policía judicial". Esa colaboración, ha añadido, "se mantendrá hasta el abandono completo de las actividades clandestinas e ilegales que suceden en nuestro territorio hasta la disolución de ETA".

En lo que va de año se ha detenido a once miembros o colaboradores de ETA, contando los seis de este martes. Todos ellos, excepto uno, se han producido en territorio francés. El único detenido fuera de Francia fue Joseba Gotzov Vizan González, al que arrestaron el 18 de enero en Río de Janeiro.

Desde el anuncio del "cese definitivo de la violencia" anunciado por la banda el 20 de octubre de 2011 las autoridades españolas y francesas han llevado a cabo 43 detenciones: 29 en suelo galo, 5 en España, otros tantos en Reino Unido, dos en Bélgica, uno en Italia y otro en Brasil.