Altos del Golán
Soldados de la brigada Golani recogen sus pertenencias tras realizar un ejercicio militar en los Altos del Golán, cerca de la frontera siria. Atef Safadi / Efe

Dos proyectiles de mortero han caído, este lunes, en una zona despoblada de los Altos del Golán, un territorio ocupado por Israel a Siria en 1967. El incidente, que no ha causado daños materiales ni personales, se produjo, aparentemente, de forma accidental debido a los combates, entre el Ejército sirio y los rebeldes, al otro lado de la frontera, según ha informado una portavoz israelí.

Desde el inicio del conflicto en Siria han caído varios proyectiles en los Altos del Golán, por lo que, según la portavoz, "los indicios sugieren que cayeron de forma accidental, aunque el Ejército continúa investigando los hechos". De esta forma, los militares israelíes no consideran que el suceso esté relacionado con los bombardeos de este fin de semana cerca de Damasco, que se han atribuido a Israel.

Siempre debemos estar preparados y entrenarnos, pero no soplan vientos de guerraNo obstante, el Ejército israelí ha informado del incidente y ha presentado una queja a las fuerzas de seguridad de la ONU establecidas en la frontera entre Israel y Siria, indicó la portavoz.

Por otro lado, la Comandancia del Norte del Ejército israelí ha informado este lunes de su decisión de reducir significativamente el tamaño del ejercicio militar anual que se iba a desarrollar en la zona en los próximos días. Así, Israel pretende evitar una escalada de la tensión tras el supuesto ataque a Siria, además de impedir un incremento de la actividad de los vehículos militares en la zona.

Tras los ataques del fin de semana, Israel desplegó dos baterías de defensa de su sistema anti-misiles Iron Dome, conocido como la Cúpula de Hierro, cerca de las ciudades de Haifa y Safed y cerró el espacio aéreo en el norte del país a vuelos civiles. No obstante, esta clausura, que se preveía mantener hasta el próximo jueves, se abrirá este martes, para disipar la preocupación ciudadana, según el Ejército.

En la misma línea, el jefe de la Comandancia Norte, que tiene jurisdicción en la frontera con Siria y Líbano, el general Yair Golán, ha asegurado que "junto a la preparación y la alerta en el norte (del país), siempre debemos estar preparados y entrenarnos, pero no soplan vientos de guerra".

Por su parte, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, se encuentra de visita oficial en China, donde viajó después de reunirse con el gabinete de seguridad para analizar la situación. Aunque todo apunta a que Israel no teme una pronta respuesta por parte de Siria, las embajadas, oficinas consulares y misiones diplomáticas israelíes en el extranjero han sido puestas en alerta ante el temor de represalias por parte de grupos aliados del régimen sirio.