La artista madrileña Chelete Monereo traslada al espectador, desde el mundo visible y real, a un universo imaginado, soñado a través de diez obras, una decena de trípticos elaborados con diversas técnicas que van desde la pintura al collage, la impresión industrial y la composición fotográfica digital.

Se trata de su exposición 'Poema Numérico', que acoge el Ateneo de Madrid desde este lunes hasta el día 30 de este mes, donde la artista muestra un conjunto de diez trípticos acompañados de una decena de poemas. La inauguración tiene lugar este lunes, a las 20.00 horas.

En concreto, la muestra se compone de 10 trípticos numerados del 1 al 10 que abiertos miden unos 1,60 metros de ancho y 0,80 metros de alto, y cada número es un símbolo visual representado y encerrado en su tríptico que a su vez está escrito.

De hecho, cada uno de los diez "poemas" sigue una técnica distinta: pintura, collage, impresión industrial y composición fotográfica digital y, para confeccionarlos, ha empleado acuarela, acrílicos, óleos, barnices o la utilización de materiales diversos como hilo de plata, telas de seda, mica, flores desecadas, pan de oro, espejos e hilos de 21 colores diferentes.

Todo convive y sirve de igual manera para dar forma, de una manera más preciosista, a la idea que representa, desde el génesis, el comienzo con el número 1 hasta el fin, con la necesaria formación de la institución y la ciencia.

'Poema Numérico' es una manifestación pictórica que recoge el contenido poético de una obra traducida a rasgos, formas y representación plástica. Un reflejo del universo mágico y creativo de la autora, que aúna pintura y escritura para transmitir la idea que las convoca y que no son sino una invitación de la artista al espectador, incitándolo a que se adentre en la complejidad de la creación y del ser humano como centro de la misma a través de un lenguaje críptico que traduce un bello mensaje poético, cargado de significado y simbolismo.

Monereo invita, de esta manera y a través de estas sus "números", a entrar a un mundo cambiante, encontrar la relación entre el ser y el universo a través de diez conceptos atemporales que, desde la gran explosión y el comienzo de la vida, reflejan el misterio y la magia de la creación y del ser humano y que, precisamente gracias a su forma de tríptico, se abren como ventanas para mostrar su esencia y encanto ante la mirada de los visitantes que acudan a conocer esta exposición.

Esta pintora vive intensamente las corrientes del arte internacional desde el espacio íntimo de su estudio, ubicado en plena huerta de Murcia donde reside desde hace más de 30 años.

La pintora que estudió Bellas Artes en San Fernando y que, durante toda una vida dedicada a la pintura y a las escenografías teatrales, ha expuesto en diversas salas españolas y en otras europeas, como Bratislava, Amsterdam o Milán, ha mantenido en sus cuadros el rigor que le ayudan a dotar de gran carga simbólica sus argumentos, optimistas y muy vitales, plenos de significado.

Consulta aquí más noticias de Murcia.