Bomberos de Vigo y efectivos de la Policía Local acudieron al lugar del derrumbe, provocado por la rotura de una tubería de agua en la zona, para limitar la circulación y limpiar la carretera de escombros. El escape de agua causó varios ríos de lodo que afectaron a numerosas calles del barrio de la Salgueira. A última hora de la tarde, un grupo de operarios con una grúa se encargaban de retirar los restos de lodo y tierra que quedaban en la vía.