Mossos
Dos mossos caminan por el barrio del Raval, en Barcelona. EFE

Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos mujeres como presuntas autoras de diversos delitos contra cinco mujeres y tres menores a los que retenían de forma ilegal en una casa de acogida fraudulenta en Roda de Berà (Tarragona). Según un comunicado del cuerpo policial, las detenidas son Silvia E.T., de 54 años, nacionalidad norteamericana y vecina de la población, y Maria Genoveva F.P, de 47 años, nacionalidad española y vecina de Barcelona.

Llegaban para quedarse las prestaciones o los subsidios que cobraban en concepto de estancia en la casa

La detención, que tuvo lugar este jueves, es consecuencia de una investigación iniciada a finales de marzo cuando la policía local de Roda de Berà tuvo conocimiento de que una casa de la población funcionaba como casa de acogida de mujeres en riesgo de exclusión social sin tener el permiso respectivo, y que las mujeres que vivían en ella podían ser objeto de maltratos y se les impediría la entrada y salida con libertad.

Tras diversas indagaciones, descubrieron que cinco mujeres de diversas nacionalidades y con edades entre los 25 y 40 años vivían en situación de precariedad en esta casa, y sus situaciones personales pasaban por haber sufrido maltratos, precariedad económica y laboral y la prostitución.

Ambas detenidas ejercían un mismo patrón para someter a las mujeres, y éste consistía en hacer las gestiones oportunas cuando las mujeres llegaban para quedarse las prestaciones o los subsidios que cobraban en concepto de estancia en la casa, e incluso alguna pagaba una cuota mensual de hasta 300 euros.

También las obligaban a trabajar obligatoriamente en todo tipo de tareas, y en caso de que se negaran o no lo hicieran con la intensidad requerida, las castigaban encerrándolas unos días en un trastero poco iluminado y les privaban de comer, aunque en otras ocasiones la comida que les daban estaba en estado de putrefacción.

Sin embargo, dos de las cinco mujeres consiguieron escaparse la semana pasada de la casa y contactar con la técnica social del Ayuntamiento de Roda de Berà. Silvia E.T. había solicitado un permiso al consistorio para realizar la actividad como casa de acogida para mujeres, pero se le había denegado por no cumplir los requisitos necesarios para ejercerla. Las cinco mujeres y los tres menores han sido derivados a los servicios sociales del Consell Comarcal del Tarragonès.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.