Paul McCartney, cuya separación de Heather Mills se ha transformado en una "guerra", le pagará a su ex mujer 120 millones de libras (unos 177 millones de euros) en un acuerdo secreto de divorcio, afirmó el domingo el
'News of the World'.

Según el tabloide dominical británico, el ex Beatle tomó esta decisión por razones de salud y por recomendación de sus hijos.

Visita al psiquiatra

Al parecer, McCartney, de 64 años, ha visitado a un psiquiatra a raíz de su separación de Mills el pasado mes de mayo, después de casi cuatro años de matrimonio.

Si esto continúa, te matará. Ser feliz es mucho más importante que el dinero

"Si esto continúa, te matará. Ser feliz es mucho más importante que el dinero", según le dijeron sus hijos.

De cara al público, el ex 'Beatle' le pagará a su ex mujer diez millones de libras (unos 14,8 millones de euros), pero en privado la suma es de 177 millones de euros, afirma el dominical.

En esa cantidad están incluidos tres millones de libras (unos 4,4 millones de euros) al año por haber llegado a un acuerdo de divorcio, dos millones de libras (unos 2,9 millones de euros) al año para mantener a su hija Beatrice y ocho millones de libras (unos 11,6 millones de euros) para financiar viviendas en Europa y EEUU, dice el rotativo.

También están incluidos -añade el dominical- tres millones de libras (unos 4,4 millones de euros) para financiar viviendas en el Reino Unido y más de dos millones de libras (2,9 millones de euros) para su personal y gastos generales por un periodo de 15 años.