Manifestaciones de la oposición en Beirut.
Una simpatizante de Hizbulá sostiene una pancarta que muestra a Hugo Chávez, al líder de Hízbulá, Hassan Nasrala, y al ex presidente egipcio Jamal Abdel Nasser (EFE) 20min
Miles de soldados y policías libaneses estuvieron el domingo en alerta en Beirut ante la masiva manifestación convocada por la oposición, liderada por el movimiento chií Hizbulá, para hacer caer al gobierno pro occidental del primer ministro, Fuad Siniora.

Decenas sde miles de simpatizantes de Hizbulá

La oposición pide la caída del Gobierno de Fuad Siniora

Los militares reforzaron su presencia en las entradas de la ciudad y en el centro de Beirut, donde ya han llegado decenas de miles de simpatizantes de la oposición para participar en esta manifestación, la segunda desde el 1 de diciembre, un "día histórico".

Sin embargo, seguidores de la oposición llevan acampados en la capital libanesa desde hace más de una semana.

Las principales calles están cortadas y vehículos blindados controlan sus accesos.

La oposición, integrada por los grupos chiíes Amal y Hizbulá, el general cristiano Michel Aoun, jefe de un importante grupo parlamentario, y grupúsculos pro sirios, exigía en sus comienzos la formación de un gabinete de unidad nacional, pero ahora pide la caída del Gobierno de Fuad Siniora.

Siniora denuncia un "golpe de estado"

Este, apoyado por las Fuerzas del 14 de Marzo (coalición anti siria y que comprende asimismo personalidades de todos los credos) y la comunidad internacional, acusa a la oposición de preparar un "golpe de Estado".

Siniora ha afirmado en varias ocasiones que no dimitirá bajo la presión de la calle y ha instado a la oposición a reanudar el diálogo, único medio para salir de la grave crisis.

Tribunal para juzgar el asesinato de Hariri

El gobierno acusa a la oposición de tratar de impedir la creación de un Tribunal Especial para el Líbano que deberá juzgar el asesinato del ex primer ministro Rafic Hariri y de otras personalidades anti sirias.

 

El pro sirio presidente libanés, Emile Lahud, rechazó ayer ratificar el decreto aprobado por el Gabinete sobre la creación de dicho Tribunal
El pro sirio presidente libanés, Emile Lahud, rechazó ayer ratificar el decreto aprobado por el Gabinete sobre la creación de dicho Tribunal argumentado que el gobierno era "ilegal y anti constitucional" debido a que ningún miembro de la comunidad chií está representado tras la dimisión de sus cinco ministros, miembros de Amal y Hizbulá.

 

No se descarta que durante esta manifestación, sus organizadores lancen a los asistentes una llamada a la desobediencia civil.

Bloqueo de las carreteras, del puerto y aeropuerto

El periódico "Al-Akhbar", cercano a Hizbulá, anunció ayer que la siguiente etapa será el bloqueo de las carreteras, del puerto y aeropuerto y la paralización de la Administración.

El periódico "An Nahar", citando fuentes policiales, aseguró hoy que Hizbulá compró miles de uniformes militares a una compañía local en el sur del Líbano.