Al menos nueve personas murieron y otras dieciséis resultaron con quemaduras y lesiones en un incendio en una clínica psiquiátrica junto a la ciudad de Taiga, en la región siberiana de Kémerovo, informó el domingo el Ministerio de Rusia para Situaciones de Emergencia.

El portavoz regional de esa cartera, Valeri Korchaguin, dijo a la agencia Interfax que en el momento de declararse el siniestro, la noche del sábado, en la clínica se encontraban 223 pacientes y siete miembros del personal médico y auxiliar.

La administración de Kémerovo indicó que las primeras investigaciones señalan que el fuego pudo haber sido provocado de manera intencionada por alguno de los pacientes de la clínica, donde recientemente había sido instalado un sistema automático de alarma contra incendios.

El incendio en la clínica siberiana es el segundo con víctimas mortales que se produce en establecimientos médicos de Rusia en menos de veinticuatro horas.

Segundo incendio en dos días

La madrugada del sábado, 45 mujeres murieron en un siniestro en un hospital moscovita para rehabilitación de alcohólicos y drogodependientes, en más grave ocurrido en la capital rusa en los últimos decenios.

Al igual que en el caso de la clínica siberiana, las autoridades de Moscú se inclinan por la versión de que el incendio en el hospital pudo haber sido intencionado.