Casi el 75 por ciento de los castellano-manchegos creen que la región está poco o nada preparada para salir de la crisis actual, según los datos del último barómetro autonómico del CIS, de septiembre a octubre de 2012, publicados este viernes y recogidos por Europa Press.

En concreto, más de un 50 por ciento de los ciudadanos de la región (el 54,3 por ciento de los encuestados) ve "poco preparada" a la Comunidad Autónoma para superar la crisis actual, mientras que un 20,6 por ciento considera a la región "nada preparada" para ello.

No obstante, un 54,9 por ciento de los encuestados considera que la actual crisis económica se está notando "más o menos igual" en esta región que en otras, mientras que un 33 por ciento cree que esta situación se sufre aquí "en mayor medida".

Los encuestados consideran que el principal problema que existe actualmente en Castilla-La Mancha es el paro (61,7 por ciento), seguido por los problemas económicos (12,8 por ciento) y "los políticos en general" (7,9 por ciento de encuestados).

Como causas del paro en la Comunidad Autónoma, un 86,8 por ciento considera que bastante y muy importante ha sido la política del Gobierno central, un 85,1 que ha sido muy o bastante importante la del Gobierno de Castilla-La Mancha y un 82,3 por ciento achaca como causas muy o bastante importantes de la situación la crisis económica internacional. Un 71,6 por ciento cree que ha influido también el comportamiento de los empresarios.

Situación política

Respecto a la situación política en la región, un 75 por ciento la considera mala (42,1) o muy mala (32,9) en la actualidad, mientras que un 39,9 por ciento la considera "peor que hace un año" y un 34,7 por ciento la ve igual que hace doce meses.

En cuanto a la organización del Estado, un 36,9 por ciento está de acuerdo con un Estado con un único gobierno central sin autonomías mientras que un 29,1 por ciento de los castellano-manchegos defiende un Estado con comunidades autónomas como en la actualidad y un 18,3 por ciento un Estado en el que las regiones tengan menor autonomía.

En similares términos se manifiestan los encuestados respecto al grado de autonomía que les gustaría que tuviera Castilla-La Mancha, ya que un 36,2 por ciento defiende una menor autonomía pero un 33,1 por ciento defiende una autonomía igual que la actual. A un 18,2 por ciento de encuestados les gustaría tener una autonomía mayor.

Consulta aquí más noticias de Toledo.