Mónica Cruz
La actriz Mónica Cruz Jorge Paris

A sólo un mes de dar a luz, Mónica Cruz acude a la presentación de la nueva y esperada entrega de la serie de La 1 Águila Roja. Ansiada vuelta: un año ha tardado en emitirse la quinta temporada de la ficción más vista de la televisión desde 2005. La serie de aventuras ambientada en el siglo XVI se despidió con un 30% de audiencia. Un dato que, tanto la actriz Mónica Cruz, como sus compañeros (entre ellos, David Janer e Inma Cuesta), esperan volver a tener.

En este estado y haciendo de pirata, ¿no podrá grabar más?
No, claro. Es imposible. Imagínate de pirata, corriendo de un lado a otro. Por suerte, mi trama terminó antes.

No puedes pretender caer bien a todo el mundo ¿Le da temor que la audiencia no responda como antes?
Tengo mucha confianza, son espectadores muy fieles los de esta serie. Me preguntan mucho por la serie por la calle. Durante todo este tiempo, y ha sido bastante, no han dejado de mostrar su impaciencia porque volviera.

¿Llegó a dudar de la emisión de esta temporada?
No sabía cuándo se haría, pero tanto mis compañeros como yo sabíamos que saldría. Es una serie muy buena. Tenía que salir adelante.

¿Le molesta mucho que la paren o pregunten por la calle?
Depende. Si es por trabajo, no me importa. Y cuando es por otros temas he aprendido a no hacer ni caso. Además no puedes pretender caer bien a todo el mundo. Eso es algo que también terminas por aprender.

¿Y es de trabajo de lo que más le preguntan?
Bueno, la verdad es que ahora me preguntan sobre todo por mi embarazo. Pero no me molesta, eso no. Así que contesto encantada. Estoy feliz.

Imagino que en su estado pocos proyectos tendrá ahora en mente...
Lo único con lo que sigo es con mis diseños, que es lo que mi estado me permite continuar realizando. Es que para nosotros, los actores, es muy complicado. Imagínate en la serie, haciendo de pirata, corriendo de un lado a otro, así... Es impensable.

A veces he querido defender a mi hermana, pero he aprendido que es mejor no meterse¿Nunca ha estado tentada de defender a su hermana?
Pues a veces sí, pero aprendes que lo mejor es no enterarte y que si de todos modos te enteras no entrar. Así que aunque me den ganas, no me meto. Es mejor no entrar.

¿Habla mucho con su hermana de su embarazo?
Sí, muchísimo. Le pregunto y le cuento muchas cosas, aunque la verdad es que estoy muy tranquila.

¿Por qué tanto celo con su intimidad?
Porque soy así. No entiendo cómo pueden beneficiar determinados circos a mi carrera.

¿Le preocupa la conciliación?
Haré como todas. Llegaré a medias a todo. Nuestras madres pudieron, ¿no? Así que nosotras también.

Parece muy relajada...
Lo estoy. Porque en realidad esto me da mucha felicidad. Me alegra no ser yo la prioridad, dejar de serlo para que lo sea el bebé. Y que me sitúe en el presente. Eso me gusta. Me gusta que las prioridades empiecen al fin a ser otras.