Valoración de la monarquía
Valoración de la monarquía, según el barómetro del CIS. CARLOS GÁMEZ

La monarquía regresa a los barómetros del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) con otro sonado suspenso: un 3,68 sobre 10. El último dato que existía sobre la valoración de la familia real era de octubre de 2011 y supuso su primer tropiezo: un 4,89. El CIS no había vuelto a introducir a la institución desde entonces en sus encuestas.

Los españoles sitúan por primera a la monarquía entre los problemas más preocupantes. Por primera vez, además, la encuesta, realizada la primera semana de abril, cuando fue imputada la infanta Cristina en el caso Nóos, refleja que la monarquía preocupa al 0,9% de la ciudadanía.

Después de la tempestad, lucirá el sol para todos, también para la monarquíaHasta 2004, la monarquía ocupó tradicionalmente el primer puesto como institución que más confianza ofrecía a los españoles que le daban un 7,4 en 1995; un 6,6 en 1996 y un 6,72 en 1998, hasta que fue adelantada por décimas por las fuerzas de seguridad y el Defensor del Pueblo.

El portavoz adjunto del grupo popular en el Congreso, Rafael Hernando, tras conocer los datos del barómetro, se ha mostrado convencido de que "después de la tempestad, lucirá el sol para todos, también para la monarquía". Hernando ha dicho que le parece "injusto desmerecer a la Corona por algunos problemas o errores coyunturales", porque es una "institución básica para nuestra democracia, que ha demostrado sus servicios a lo largo de la historia".

El paro y el fraude, los problemas

Sin embargo, los malos tiempos no son patrimonio exclusivo de Zarzuela. La confianza en las instituciones nacionales sigue bajo mínimos: el Gobierno (2,42), los partidos políticos (1,63), los sindicatos, el Parlamento, la Iglesia, los medios de comunicación... Todos están bajo el cinco, a excepción del Ejército (5,21), la Policía Nacional (5,65) y la Guardia Civil (5,71).

Por otra parte, el principal problema para los españoles sigue siendo el paro (para el 81%) y se aúpa como segunda respuesta "la corrupción y el fraude" (con casi un 40%). A continuación irían los problemas de índole económica (35%) y la clase política (29%).