Los bomberos dicen que el incendio de una clínica de rehabilitación para drogadictos en Moscú fue provocado

  • Las 43 mujeres fallecidas quedaron atrapadas entre las llamas.
  • Estaban encerradas en habitaciones con rejas.
  • El personal del hospital "no tomó las medidas necesarias para evacuar a los pacientes", afirma el portavoz de los bomberos.
Los cuerpos de bomberos trabajan en el hospital de Moscú (Efe)
Los cuerpos de bomberos trabajan en el hospital de Moscú (Efe)
Efe

El incendio declarado a primera hora del sábado en una clínica de rehabilitación para drogadictos en Moscú que costó la vida a 43 mujeres fue casi con toda probabilidad provocado, según reveló el inspector jefe de los bomberos de la capital rusa, Yuri Nenashev.

Las 43 mujeres fallecidas quedaron atrapadas entre las llamas y las puertas del edificios que permanecían cerradas, según informaron las autoridades moscovitas.

"Estamos seguros al 90%" de que el incendio fue provocado, declaró Nenashev.

Sin embargo, el jefe de la Fiscalía de Moscú, Yuri Syomin, aseguró que los investigadores no han descartado otras hipótesis.

El fuego se produjo en un escritorio de madera en una cocina situada en el segundo piso del hospital, un factor que llevó a sospechar a que el incendio pudo haber sido premeditado.

El fuego bloqueó la salida, y la única vía de escape situada al otro lado del pasillo estaba bloqueada por una puerta cerrada, según explicó Nenashev.

Además las ventanas estaban protegidas con barrotes con candados que el personal del centro no logró abrir.

Los bomberos las encontraron muertas

Las 43 mujeres intoxicadas por el humo ya habían fallecido cuando llegaron los bomberos, que confirmaron que la llamada les había llegado demasiado tarde, y las víctimas mostraban signos de haber intentado escapar.

"A juzgar por el lugar donde se hallaron los cuerpos, realmente intentaron salir", dijo Alexander Chupriyanov, ministro asistente de situaciones de emergencia.

El portavoz del departamento de bomberos de Moscú, Yevgeny Bobylyov, dijo que los peritos estaban aún trabajando en el lugar de los hechos, el Hospital 17 ubicado en la parte sur de Moscú, pero que ya estaba claro que la primera llamada telefónica a los bomberos, realizada alrededor de la 1:30 de la madrugada, había llegado muy tarde.

"En segundo lugar, el personal del hospital trabajó pésimamente, no tomaron las medidas necesarias para evacuar a los pacientes durante las primeras etapas del incendio", dijo.

Un total de 160 personas fueron desalojadas del edificio de cinco pisos, y 10 personas fueron hospitalizadas por intoxicación de monóxido de carbono, según informó Bobylyov.

Los bomberos lograron sofocar el incendio una hora después de recibir el aviso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento