La Oficina Precaria celebra su primer aniversario con un éxito judicial, la readmisión de Estela

  • La limpiadora despedida por hacer huelga deberá ser readmitida.
  • Juventud Sin Futuro y el 15-M abrieron el 1 de mayo de 2012 una asesoría para denunciar la precariedad del empleo en tiempos de crisis.
  • "En un año hemos recibido unas 300 consultas", cuentan sus promotores.
Imagen de archivo de una manifestación en la que participaba la plataforma 'Juventud sin Futuro'.
Imagen de archivo de una manifestación en la que participaba la plataforma 'Juventud sin Futuro'.
ARCHIVO

Estela Mendo, licenciada en Psicología, trabajaba como limpiadora a media jornada hasta que fue despedida el día siguiente de secundar la Huelga General del pasado 14-N.  Como no tenía en su empresa ninguna representación sindical, Estela se puso en contacto con la Oficina Precaria, un servicio puesto en marcha por voluntarios de Juventud Sin Futuro y del 15-M que ofrece asesoría jurídico-laboral gratuita, y juntos decidieron denunciar a la empresa.

El juzgado social 2 de Móstoles ha fallado ahora a favor de Estela y la empresa deberá readmitirla, pagarle los salarios de tramitación e indemnizarla con 1.000 euros por daños morales. La sentencia concluye que, dado que el despido se produjo al día siguiente de la huelga y el empresario no ha sido capaz de probar los motivos para el cese de la trabajadora, se trata de un despido nulo por vulnerar su derecho fundamental a la huelga.

En la Oficina Precaria, cuya sede está en el centro social Patio Maravillas del barrio de Malasaña, no encuentran mejor forma de celebrar su primer aniversario de vida.

Este colectivo de voluntarios que conforman la oficina también considera un éxito que hayan brotado réplicas de su oficina en otros barrios de Madrid, Sevilla y la Comunidad Valenciana. Según uno de sus portavoces, Ignacio Martín, la proliferación de Oficinas Precarias es un síntoma de que las personas con empleos más precarios "no se sienten representadas" por los sindicatos.

En su primer año de vida han recibido unas 300 reclamaciones de ayuda. En su mayoría a través de su página web, aunque una de cada cinco fue presencial. "Escuchamos sus problemas y tratamos de darles los consejos jurídico-laborales que requieren sus casos", explica Martín.

La mayoría de los que piden ayuda en la oficina madrileña son trabajadores a los que sus empresas quieren bajarles el sueldo, empeorarles sus condiciones laborales, o que se ven a las puertas de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

La Oficina Precaria anima a los trabajadores precarios a que comprueben si su situación vulnera el marco legal vigente. Pueden hacerlo visitando la oficina o rellenando con su consulta un formulario en la propia web. Tras un año de andadura, los voluntarios se muestran  "satisfechos"  por la labor realizada, celebran el éxito de Estela Mendo, y aseguran que continuarán trabajando para denunciar públicamente los abusos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento