Un musical aborda la voluntad de cada persona a escoger su propia vida, independientemente de sus discapacidades

El espectáculo representa la "integración total y real" de actores con discapacidad intelectual en un montaje
Los actores que conforman el reparto del musical 'Cada Camino'
Los actores que conforman el reparto del musical 'Cada Camino'
EUROPA PRESS

Un total de 14 actores profesionales, siete de ellos con discapacidad intelectual, interpretan el musical 'Cada Camino', que pone en escena las dificultades que cada persona encuentra al enfrentarse a sus miedos, complejos e inseguridades, así como la voluntad de cada individuo de escoger su propio camino, independientemente de las características o discapacidades que posea.

El musical, que se estrenará el próximo miércoles, 1 de mayo, en el Teatro Circo de Murcia, cuenta con un reparto formado por actores profesionales recién terminada su formación en la Escuela de Arte Dramático y actores con discapacidad intelectual y/o física pertenecientes a la Asociación Alfa.

Este espectáculo, titulado 'Cada Camino', no es un montaje sobre la discapacidad ni pretende comparar a unos actores con otros, sino que pretende comprobar cómo se enfrentan todos ellos a un obstáculo. Y es que "todos podemos tener una discapacidad aunque no esté reconocida, y no deja de ser una característica más, como la calvicie".

Así lo ha hecho saber uno de los directores escénicos de este musical, Javier Martínez, quien ha presentado el musical en rueda de prensa acompañado de su compañera Silvia Montesinos, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Murcia, Rafael Gómez, y el director del Teatro Circo de Murcia, César Oliva.

El musical, que pondrán en escena La Ruta Teatro y la Asociación Alfa, no pretende ser un espectáculo "distinto" por el hecho de contar con personas con discapacidad en el reparto, sino que es un montaje "como cualquier otro" que logra la "integración total y real". De hecho, remarca Martínez, el musical se encuentra incluido en una programación regular de un teatro.

Montesinos ha recordado que la idea de poner en marcha el montaje partió de la realización de un documental que está grabando Cristina Alcázar y que está centrado, precisamente, en esta investigación sobre las artes escénicas y las personas con discapacidad intelectual.

De todas formas, Montesinos aclara que el documental "no va sobre la discapacidad, ni sobre su vida y cómo se desarrollan, sino sobre personas, algunas de ellas con discapacidad y otras sin ellas, y la forma que tienen de enfrentarse a sus complicaciones".

Metodología adaptada

El objetivo del musical es aplicar los códigos y técnicas empleados en los espectáculos tradicionales, con el fin de adaptarlos al trabajo con personas con discapacidad intelectual.

Montesinos reconoce que la obra ha tenido limitaciones de tiempo y otros obstáculos, pero advierte que cada complicación le hacía "más ilusión" y, al final, ha aprendido "más que los propios actores".

En este sentido, Martínez ha reconocido que los "tiempos" han sido distintos a la hora de trabajar en este espectáculo, quizá "más lentos", pero remarca que el objetivo era, precisamente, elaborar una metodología que sirva de referencia para trabajar con actores que tengan algún tipo de discapacidad.

Para ello, los directores de la obra han tenido que adaptar la metodología empleada habitualmente. De hecho, los siete actores del reparto que no tienen discapacidad intelectual han sido 'coachers' o tutores de los intérpretes con discapacidad para llevar a cabo esta adaptación. "Sin este hilo de comunicación hubiera sido imposible", reconoce Montesinos.

En el trabajo de un grupo de actores y otro ha surgido "algo mágico", reconoce Martínez, porque los actores profesionales no han tratado al otro grupo con condescendencia y, muchas veces, han sido ellos mismos los que han terminado por extraer un aprendizaje de este proceso.

En este proceso de aprendizaje también han intervenido la coreógrafra Susana Ruiz y la asistente de dirección, Susana Olmo, y cada escena ha implicado un proceso de reflexión previo. Además, afirma Montesinos, los actores con discapacidad han hecho sus propias aportaciones, porque "ellos tienen su propia creatividad".

La Asociación Alfa trabaja desde hace 13 años con personas con discapacidad intelectual adultas, e investiga su adaptación e inmersión en las artes escénicas, mediante la realización de talleres de arte y muestras de teatro y discapacidad.

Personas bloqueadas por sus miedos

Así pues, 'Cada Camino' cuenta la historia de un grupo de personas, algunas de ellas con discapacidad intelectual, que como todos en su día a día, se ven bloqueados por sus miedos, sus complejos, sus inseguridades.

Como si de mundos paralelos se tratase, el espectáculo narra la historia de una bailarina que lucha por hacerse un lugar en el mundo de la danza frente a una mujer que busca la cotidianidad de la una vida "normal".

Asimismo, el público podrá descubrir la vida de un compositor sorbido por la apatía frente a un aficionado a la percusión que sueña con ser el músico que nunca podrá ser; así como la historia de un joven enganchado a las redes sociales frente a un hombre que pasa la vida frente al televisor.

El musical también pone en escena a una mujer obsesionada con adelgazar y mejorar su físico frente a una joven que trata de rehabilitar la mitad de su cuerpo semiparalizado; o un monitor de taller para personas con discapacidad intelectual tratando de que las horas de trabajo no se le hagan muy largas frente al hombre con el que trabaja y al que trata de llenar su tiempo.

Igualmente, los actores darán vida a una artista del dedal que sueña con ser una diseñadora profesional frente a una mujer que se siente plena remendando sábanas y calcetines como voluntaria en un centro de adultos.

El reparto está integrado por Isa Costa, Juanjo Pastor, Ramón Merino, José Ángel Silva, Joselu López, Karlany Ventura, Aránzazu Zarate, Consuelo Cánovas, Houda Achmack, Josefa Carrillo, Domingo Cánovas, Andrés Rubio y Nemesio Puche.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento