La exposición 'El paisaje nórdico en el Prado' del Bellas Artes supera el ecuador con más de 20.000 visitas

El museo dispone todavía de algunas plazas para las visitas de escolares o de grupos a la muestra, que se clausura el 2 de junio
El paisaje nórdico en el Prado en el Bellas Artes alcanza los 20.000 visitantes
El paisaje nórdico en el Prado en el Bellas Artes alcanza los 20.000 visitantes
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

La exposición 'Rubens, Brueghel, Lorena. El Paisaje nórdico en el Prado', que se exhibe en el Museo de Bellas Artes de Sevilla hasta el 2 de junio, ha atravesado el ecuador con gran aceptación de público y más de 20.000 visitas. La muestra, organizada por el Museo del Prado, la Obra Social de la Caixa y la Consejería de Cultura y Deporte, reúne 36 pinturas de los más destacados maestros de este género que atesora la pinacoteca nacional. La temática es novedosa, pues se refiere a una época en la que Flandes pertenecía a España, y es producto de una amplia investigación del museo madrileño.

Las visitas guiadas a la exposición por cualificados especialistas, gratuitas como para el resto del museo, están ya completas para familias y público en general, aunque para grupos —escolares, aficionados, turistas y otros— todavía se pueden reservar en www.museodebellasartesdesevilla.es. Estas visitas para grupos tienen lugar entre martes y viernes, en horarios de 10,30, 12,00, 13,30, 17,00, 18,00 y 19,00 horas.

Como se recuerda en nota de prensa, esta muestra está comisariada por Teresa Posada Kubissa, conservadora de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte (hasta 1700) del Museo del Prado, y ofrece lienzos de los más destacados maestros del género, donde destaca Rubens, el gran maestro flamenco, de cuyos paisajes se expone el soberbio 'Atalanta y Meleagro cazando el jabalí de Caledonia', una de las obras cumbres del paisaje nórdico.

También se exhiben 'Paisaje alpino' de Tobias Verhaecht, uno de los maestros de Rubens, y 'La vida campesina' y 'Boda campestre' de Jan Brueghel el Viejo. Otras obras relevantes son 'La Abundancia' y los 'Cuatro Elementos', que pintó en colaboración con Hendrick van Balen, o 'Mercado y lavadero en Flandes' en colaboración con Joos de Momper el Joven.

Dos tipologías

Durante la Edad Moderna, los italianos llamaron 'nórdicos' a los pintores de las tierras que estaban más allá de los Alpes y, fundamentalmente, a los de los Países Bajos. Allí, el contexto social y cultural hizo que, a lo largo del siglo XVII, pintores y coleccionistas se apartaran en gran medida de los temas heroicos propios de la pintura de historia en favor de asuntos cotidianos, pero igualmente aptos para la pintura. Entre ellos estaba el paisaje, que pasó a convertirse en un género pictórico independiente, en el que el asunto representado se relega a un segundo plano y se convierte en pretexto para representar con fidelidad los elementos de la naturaleza.

Las dos tipologías más características del paisaje nórdico —el paisaje de invierno y el paisaje de agua— están representadas con obras tan delicadas como 'El puerto de Ámsterdam en invierno' de Hendrick Jacobsz Dubbels o 'Paisaje con patinadores' de Joos de Momper el Joven, así como por las pinturas 'Playa con pescadores' de Adam Willaerts, que une el paisaje con la escena de género. Por otro lado, los cuadros 'Un puerto de mar' y 'Paisaje con desembarco de holandeses en tierras de Brasil' de Jan Peeters aluden a las lejanas tierras a las que las rutas comerciales llevaron a los holandeses.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento