Un estudio realizado sobre las vivencias que tienen los afectados por los desahucios hipotecarios ha detectado un "colapso" emocional en estas personas que ocasiona un "derrumbe del mundo" para ellos, con lo que se afecta a su capacidad de razonamiento. Además, al final del proceso los afectados presentan estrés post-traumático.

El autor del estudio, profesor del departamento de Dirección de Operaciones e Innovación de Esade, Joan Ramis Pujol, ha advertido también sobre el "doble fallo del sistema" que se produce en esta situación a consecuencia del "fallo del mercado" y del de la "administración" ante la "incapacidad del poder ejecutivo para arreglar esto".

Ramis, quien ha elaborado este estudio con la ayuda de Cáritas Mallorca y el análisis de ocho casos de afectados de la isla, ha destacado que el colapso que sufren las personas que se encuentran en esta situación puede llegar a ser doble, de manera que son "incapaces de resolver los problemas prácticos de su vida y pierden los puntos de referencia".

Así y puesto que, según ha dicho, "se sienten perdidos", e, incluso, llegan a plantearse la posibilidad de suicidarse. "En algunos casos el suicidio se les ha pasado por la cabeza", ha añadido.

Por su parte, la secretaria general de Cáritas Mallorca, Margalida Riutort, ha destacado que, a diferencia de lo que ocurría otros años, en el 2012 la primera demanda de petición de ayuda ha sido sobre vivienda. Así, ha señalado que esta demanda aumentó un 36 por ciento respecto a las cifras de 2011 para ayudas a destinar al alquiler, suministros o el pago de las cuotas hipotecarias.