Ascienden a 273 las personas fallecidas el derrumbe de un edificio en Bangladés

  • El edificio Rana Plaza, de ocho plantas, se vino abajo a primera hora del miércoles en la población de Savar.
  • Las autoridades calculan que hay cerca de un millar de heridos.
  • El presidente de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Textil asegura que en el inmueble había 4.000 trabajadores.
Un grupo de personas ayudan en las labores de rescate tras el colapso del edificio de ocho plantas Rana Plaza, en Dacca, Bangladesh.
Un grupo de personas ayudan en las labores de rescate tras el colapso del edificio de ocho plantas Rana Plaza, en Dacca, Bangladesh.
Abir Abdullah / EFE

El último recuento divulgado por la policía de Daccacapital de Bangladés, eleva al menos a 273 las personas fallecidas tras el derrumbe de un edificio que albergaba varias fábricas textiles en las afueras de la ciudad. El número de heridos supera el millar, según diferentes medios locales. Los bomberos, la policía y personal militar han rescatado a varios cientos de personas de entre los escombros.

El edificio Rana Plaza, de ocho plantas y que albergaba cuatro fábricas textiles, un mercado y una sucursal de un banco, se vino abajo a primera hora de la mañana del miércoles en la población de Savar, a 24 kilómetros al noroeste de la capital, dijo el director adjunto del Cuerpo de Bomberos de Dacca, Salim Newaj Bhuyian. Es uno de los peores siniestros industriales en la historia del país asiático.

"He vuelto a nacer", aseguró al diario Mahmudul Hasan, uno de los trabajadores textiles rescatados, el cual se hallaba en la quinta planta cuando el inmueble se derrumbó.

Amirul Haque Amin, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Textil de Bangladesh (NGWF), ha afirmado a Efe que en el inmueble había unos 4.000 trabajadores en el momento del colapso, por lo que el número de fallecidos "podría aumentar mucho".

El director de la Policía Industrial Mostafizur Rahmán acusó a los propietarios de las fábricas de ignorar las grietas que aparecieron en el edificio el martes, un día antes de la catástrofe. "La Policía Industrial pidió a los dueños de las fábricas que paralizasen las operaciones tras descubrirse grietas", dijo Rahmán, "pero ignoraron nuestras directivas y decidieron abrir sus unidades [el miércoles]".

Algunos de los heridos en el accidente acusaron a los responsables de las fábricas de obligarles a trabajar. "Ninguno de nosotros quería entrar al edificio, pero nuestros jefes nos forzaron", dijo ayer Nurul Islam, uno de los trabajadores heridos.

Bangladesh es el país del mundo con costes más baratos de producción en la industria de la ropa. Por ello, firmas de todo el mundo, incluida China, están trasladando parte de su producción a este país, de acuerdo con la Campaña Ropa Limpia (CRL), respaldada por unas 300 organizaciones de todo el mundo. Esta busca mejorar la situación de los trabajadores en las fábricas textiles y sensibilizar a las compañías internacionales sobre la situación existente en empresas de estados como Bangladesh.

"Es un accidente más de la sangría de este tipo que padece Bangladés", apunta Eva Kreisler, de CLR, quien añade que la zona en la que ocurrió el derrumbe es una zona de "terreno inestable", por lo que estaba prohibido construir edificios altos.

El tipo de control existente en Bangladés para supervisar las medidas de seguridad en las fábricas textiles "falla claramente", según CRL, que mantiene que son las empresas subcontratadas por sus socios locales las que trabajan en esos inmuebles sin seguridad. "Las multinacionales funcionan con proveedores, que son controlados por ellas a través de auditorías, pero luego estos proveedores subcontratan la producción a otras empresas, las cuales no cumplen ninguna medida de seguridad", sentencia Kreisler.

Según datos de la Federación Nacional de Trabajadores del sector Textil de Bangladés, en los últimos quince años ha habido unos 600 muertos y 3.000 heridos en accidentes ocurridos en fábricas textiles (incendios o derrumbes) en el país asiático.

En noviembre de 2012, 120 personas murieron y otras 100 resultaron heridas en un incendio registrado en la misma población donde este miércoles se ha producido el nuevo siniestro. En 2010, otro incendio arrasó el casco viejo de Dacca. En 2006, también en la misma ciudad, 61 personas resultaron muertas y otras 86 heridas al derrumbarse un edificio de nueve pisos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento