Las integrantes del grupo disidente cubano Damas de Blanco han recogido el premio Sájarov que la Eurocámara les concedió hace más de siete años, en 2005, y que no han podido recibir hasta este martes al no obtener autorización para salir de Cuba y viajar a Europa.

"Para nosotros hoy es un día muy especial, porque están ustedes aquí y compartimos su emoción. Es un día de emociones y conmovedor", dijo el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, que aseguró que la presencia de las disidentes en Bruselas, después de un viaje que "ha durado más de siete años", demuestra que "no hay dictadura en el mundo, ni una, que pueda detener la democracia".

Rendimos homenaje a la labor incansable e inquebrantable de las Damas de Blanco en pro de la libertad en Cuba Con este premio, el PE "rinde homenaje a la labor incansable e inquebrantable de las Damas de Blanco en pro de la libertad en Cuba". "Reconocemos su compromiso para con los valores democráticos y principios de democracia", señaló el socialdemócrata alemán de este movimiento espontáneo que surgió en 2004 para reclamar el respeto de los Derechos Humanos en Cuba y denunciar el encarcelamiento de 75 disidentes políticos, muchos de ellos por criticar la falta de libertad política en la isla en el marco de la Primavera Negra.

"Desde ese día su esfuerzo pacífico es el símbolo de la resistencia cubana contra el Gobierno, una resistencia que defiende la dignidad y libertad, y miles y miles de cubanas conocidas o anónimas las apoyan dentro y fuera de su país", señaló Schulz.

Berta Soler, Belkis Cantillo Ramírez y Laura Labrada Pollán, hija de la histórica dirigente fallecida del colectivo Laura Pollán, por la que, junto con Oswaldo Payá, se guardo un minuto de silencio, han sido las encargadas de recoger el reconocimiento.

Precisamente Labrada Pollán, a quien las Damas de Blanco dedicaron el premio, junto a su madre, aseguró que "mucho queda aún por hacer para alcanzar nuestro objetivo: que no es más que una Cuba gobernada por los mismos principios de democracia y tolerancia que animan a la Unión Europea". No obstante, se mostró convencida de que "Cuba será libre y democrática".

Además de las Damas de Blanco, el premio ha sido otorgado, entre otros, al disidente cubano Oswaldo Payá, Nelson Mandela, Kofi Annan, Aung San Suu Kui, las Madres de la Plaza de Mayo o el activista chino Hu Jia y activistas de la Primavera árabe y del colectivo Basta Ya.

La Eurocámara lleva concediendo el Premio Sájarov a la libertad de conciencia desde 1988 en reconocimiento a personalidades u organizaciones que han destacado por su actividad a favor de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales y su lucha contra la opresión y la injusticia, siguiendo el ejemplo del científico nuclear y disidente ruso Andrei Sajarov que dio nombre al galardón.