Cao de Benós
Cao de Benós (izquierda), junto a So, viceministro de la República de Corea del Norte. www.alejandrocaodebenos.com

El mejor amigo de Corea del Norte es español. Se llama Alejandro Cao de Benós (Tarragona, 1974) y vive a caballo entre su tierra natal y Pyongyang, capital del país. Allí, lo mismo se codea con los jerarcas del régimen de Kim Jong-un que organiza viajes para extranjeros seducidos por esa mezcla bizarra de comunismo aislacionista y tradicionalismo asiático.

Cao de Benós, presidente de la Asociación de Amigos de Corea del Norte, ostenta además diversos cargos honorarios en el régimen al que sirve de casi único altavoz y del que siempre habla en primera persona. "Es mi ideología", dice, "defiendo al país de las leyendas infundadas que vierten los medios occidentales".  

Estos días de primavera los pasa en Cataluña, descansando junto a su familia, pero si estallara una guerra Cao de Benós lo dejaría todo para combatir. Se debe a "su pasión", Corea del Norte, y a sus amigos, los "camaradas comunistas".

Usted ha asegurado, repetidamente, que en caso de guerra combatiría del lado de Corea del Norte. ¿Ha firmado algún tipo de juramento?
No, simplemente es mi palabra y mi ideología. Soy consecuente.

¿Qué labores estaría dispuesto a realizar en caso de conflicto armado real?
Por mi posición y conocimientos, estaría al servicio de la inteligencia y la comunicación, aunque los detalles habría que decidirlos.

Es consciente de que, desde fuera, se interpretan las amenazas que lanza Corea del Norte con cierta dosis de escepticismo?
Las personas que hacen esto no tienen ni idea. Las amenazas de Corea del Norte no son ninguna broma. Son reales.

Corea no exhibe ni la mitad del armamento que posee ¿Tiene realmente el país capacidad militar como para atacar a Corea del Sur, Japón o, en general, algún país occidental?
Conozco la capacidad militar de Corea del Norte. Es muy grande. En realidad, Corea no exhibe ni la mitad del armamento que posee. Los misiles pueden llegar sin ninguna duda a EE UU.

Los expertos aseguran que la propaganda militar de Corea del Norte tiene como objetivo lograr de la comunidad internacional ayudas económicas, como ya sucedió en el pasado…
Esta afirmación es absolutamente falsa.

¿Los campos de reeducación existen, como han denunciado medios, entre ellos la BBC, y diversas ONG, o se trata también de una información falsa?
Existen los campos de trabajo. En vez de recluir a los criminales en las cárceles, como en un sistema capitalista, en Corea están cumpliendo condena ayudando al pueblo con diversos trabajos.

¿Por qué Corea del Norte no pone a disposición de los organismos internacionales sus datos estadísticos? Así se acabarían, quizá, las especulaciones sobre su situación…
Tanto el FMI como el Banco Mundial están al servicio de EE UU. Proporcionarles nueva  información sería dar ventaja al enemigo. No queremos que conozcan que estamos avanzando, y no queremos que nos pongan más sanciones.

¿Por qué cree usted que, desde occidente, se considera a Corea del Norte como un régimen oscurantista, de naturaleza neostalinista?
Por la propaganda de los medios occidentales. La gente en Europa y EE UU se cree todo lo que publican los periódicos oficiales, que tienden a inventarse una historia sobre unas leyendas infundadas.

Entonces, ¿no hay ninguna verdad en las informaciones sobre Corea del Norte que no sea las que se trasmiten por los propios medios coreanos?
Quizá hay una base real, en el pasado hubo problemas económicos. Pero una cosa es eso y otra bien distinta que se inventen casi todo lo que publican, como hacen.

¿Qué hay que hacer para ser amigo de Corea del Norte?
Quererlo ser y estar interesado en el país, simplemente.

¿Y enemigo?
Difundir mentiras.

En un sistema capitalista, el tamaño de la billetera es la medida de la libertad ¿Recomiende un libro para entender Corea del Norte como usted la concibe?
Dos. Uno es Panorama de Corea del Norte, escrito por la corporación de turismo del país. El otro es Sobre la idea del Juche, de Kim Jong-il [antiguo dictador y padre del actual líder, Kim Jong-un].

En una frase, ¿qué significa la ideología 'Juche'?
El hombre es dueño de su destino. Es una mezcla de comunismo y tradicionalismo coreano. Es el socialismo al estilo coreano.

¿Y este socialismo al estilo coreano es compatible con la libertad? ¿Hay libertad formal en Corea del Norte?
El problema es el concepto de libertad. En occidente, y en un sistema capitalista, el tamaño de la billetera es la medida de la libertad. Para mí, el pueblo realmente libre es que es dueño de sus medios de producción.

¿El pueblo o el Estado?
Ambos. En Corea son lo mismo.

¿Se siente más libre en Corea o en Tarragona?
En Corea, en Pyongyang. Conozco mejor el país que muchos coreanos.

¿Le gustaría vivir siempre allí?
Sí, pero no puedo. Por mis funciones no puedo tener una residencia fija.

¿Conoce a algún ciudadano coreano común o solo a las élites?
Me relaciono más con los funcionarios del Estado, pero conozco a muchos norcoreanos: conductores, campesinos… Todos están orgullosos y felices de vivir  allí.

¿Llevaría a su familia a Corea?
Nunca han estado, pero les gustaría ir. Conocen todo lo que yo les he contado, pero no han podido viajar porque es caro y la situación económica actual no se lo permite.

¿Qué dicen sus amigos?
Tengo amigos españoles que no comparten mi ideología. Al principio veían mi pasión con cierto temor, ahora me admiran por ser congruente con mis ideas.

He saludado a Kim Jong-un, pero no he podido hablar con él, está muy ocupado ¿Cuándo comenzó a interesarse por Corea del Norte?
Muy joven, con 16 años. Conocí a varias familias norcoreanas que vivían en Madrid. Me apasionaba la historia asiática. Luego comencé a viajar al país. Más tarde logré ganarme la confianza de los dirigentes del país. Y hasta ahora.

¿Conoce ya a Kim Jong-un? ¿Es muy diferente a su padre [Kim Jong-il] y a su abuelo [Kim Il-sung]?
He podido saludarle en alguna ocasión, pero está muy ocupado y no he podido conversar con él. Es una mezcla de ambos. Pese a lo que se ha dicho, jamás tomará medidas capitalistas.

¿Existe el culto a la personalidad tanto hacia él como hacia sus antecesores en el cargo?
No. El culto a la personalidad no existe en Corea. Para entender la relación de sus líderes con el pueblo hay que remontarse a los orígenes de la cultura coreana, al budismo y al confucianismo. La célula de la sociedad es la familia, no el individuo. El líder es como el padre para todos.

A Stalin se le conocía como 'El padre de los pueblos'…
No viví la época de Stalin ni la URSS.

¿Recibe dinero del Gobierno de Pyongyang?
No. Mis fuentes de ingreso son mis negocios. Me dedico a la importación y exportación, pero al margen de mi relación con Corea.