San fernando de henares, 22 (

Europa press)

La concejal de Bienestar Social y de Hacienda del Ayuntamiento de Marbella entre 1991 y 2003, Marisa Alcalá, ha reconocido este lunes que cobró 354.623 pesetas de una sociedad municipal marbellí en concepto "dietas" porque se tenía que "mover muchísimo" y tenía "mucho" trabajo.

Ante la sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Alcalá ha señalado que la factura de 29 de diciembre de 1994 por el valor antes mencionado en concepto de "nota de gastos", se debe a "dietas" y "kilometraje" porque trabajaba "de mañana y tarde". "Me tenía que mover muchísimo. Era mucho el trabajo que teníamos", ha indicado, al tiempo que ha señalado que no recuerda cuanto tiempo cobró por ese motivo.

Así lo ha manifestado Alcalá, quien fue consejera de las sociedades municipales 'Gerencia de Obras y Servicios, S.L.' y gerente de 'Sanidad y Consumo 2.000, S.L.' desde julio de 1992, así como concejal de Hacienda desde febrero de 1994 a junio de 1995. Según la Fiscalía, Alcalá dejó de justificar numerosas facturas de gastos por conceptos que no se habían producido.

En la tercera jornada del juicio por el caso 'Saqueo II' derivado del informe del Tribunal de Cuentas sobre la gestión municipal del Grupo Independiente Liberal (GIL) entre los años 1991 y 1999, causa en la que está imputada, Alcalá ha explicado que la factura de 18 de mayo de 1994, firmada por ella misma, por un total de 347.826 pesetas, en concepto de "asistencia y asesoramiento Comisión gestora" se corresponde "lo que cobraba" como gestora de la sociedad Sanidad y Consumo 2.000.

Asimismo, el fiscal José Grinda le ha mostrado otra factura de 10 de mayo de 1995 firmada por ella misma, por un total de 389.953 pesetas, también en concepto de "Asistencia y asesoramiento a Comisión gestora".

"nóminas del personal"

Según Alcalá, "seguramente" esos fondos eran para pagar las "nóminas del personal" de la sociedad. Alcalá también ha justificado así una factura de junio de 1996, por una cantidad de 1.500.002 pesetas en concepto de "Servicios prestados colaboraciones meses atrás".

Por otra parte, Alcalá ha precisado, ante las preguntas del representante del Ministerio Fiscal, que antes de cobrar la retribución a través de Sanidad y Consumo, ella y el resto de concejales cobraban a través de Contratas 2.000. "En los primeros años se cobraba por Contratas", ha asegurado.

La exconcejal de Marbella ha manifestado que conoció al ex primer edil marbellí Jesús Gil y Gil a través de su marido, que había trabajado con él y ha destacado que Gil le propuso ir en las listas de su partido porque era de la ciudad y así sacarla "adelante". "Vente conmigo", le dijo Jesús Gil para que fuese en su candidatura.

Marisa Alcalá, que no trabajaba desde el año 1983, fue nombrada gerente de la sociedad Sanidad y Consumo 2.000 como consecuencia de que ya era concejal de Bienestar Social y "llevaba los servicios sociales" de la ciudad. Después de la dimisión de Dolores Zurdo como responsable de Hacienda, Pedro Román le comunicó que Jesús Gil quiere que ella sea su sustituta.

"No estaba preparada", ha declarado Marisa Alcalá, quien ha sostenido que todas las "dudas" económicas que tenía siendo responsable de Hacienda las consultaba con "el alcalde por teléfono" y con el interventor del Ayuntamiento de manera presencial.

Pagos a la seguridad social

Por último, ha asegurado que la cuota obrera se pagaba "desde siempre" por parte de la sociedad y que era el Ayuntamiento el que se encargaba del pago de las cuotas de la Seguridad Social. "Todos" los contratos y convenios - ha remachado - que se hacían en las sociedades se comunicaban al Pleno municipal. A mí me consta que está todo presentado y todo justificado" ante el interventor del Ayuntamiento.

La Fiscalía pide para Marisa Alcalá 12 años y medio de cárcel por la comisión de un delito continuado de malversación de caudales públicos, por un delito continuado de falsedad de documento mercantil y por un delito continuado contra la Seguridad Social.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.