Antonio Mexia, presidente del Grupo EDP, en el que se integra Naturgas Energía, y el presidente de ésta, Manuel Menéndez, se han reunido esta tarde con el lehendakari, Iñigo Urkullu, con motivo de la inauguración de la nueva sede corporativa del Grupo en Bilbao.

Ambos representantes de EDP ha tratado con el lehendakari la presencia actual y los planes de futuro del Grupo en el País Vasco. Desde su privatización en 2003, el Grupo EDP ha invertido 540 millones de euros en Euskadi a través de Naturgas Energía.

Además del lehenkari Urkullu, el acto de inauguración ha contado con la presencia de la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno vasco, Arantza Tapia; la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria; el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, y el alcalde de la Villa, Iñaki Azkuna, entre otras autoridades.

Por parte de EDP, junto a su presidente Antonio Mexia, han estado presentes los máximos responsables de Naturgas Energía, como el presidente, Manuel Menéndez, el vicepresidente, Miguel Stilwell, y el consejero director general, Massimo Rossini. En total, cerca de un centenar de representantes políticos, institucionales y de diversas instancias sociales han acudido a la presentación en sociedad de la emblemática nueva sede del grupo energético.

Edp en el país vasco

Según han destacado desde la empresa energética, la puesta en marcha de la sede corporativa pone de manifiesto el "compromiso" del Grupo EDP con el País Vasco y con Bilbao, ya que ha supuesto la rehabilitación de un inmueble histórico en el centro de la capital vizcaína, con una inversión de más de 17 millones de euros. La nueva sede conserva la fachada de 1924, pero se ha convertido en un "edificio inteligente" construido con criterios sostenibles, de bajo consumo y óptimo aprovechamiento energético.

La nueva sede corporativa del Grupo es una referencia en arquitectura bioclimática y sostenible, que produce un 60 por ciento menos de emisiones de CO2 que un edificio convencional equivalente. Tras dos años de obras, 230 personas trabajan cada día en sus 3.500 metros cuadrados distribuidos en siete plantas, alrededor de un amplio patio interior acristalado.

Ahorro y eficiencia en el uso de energía y agua, mínimo impacto ambiental durante las fases de construcción y vida útil, así como la naturaleza reciclable de la totalidad de sus elementos constructivos, han convertido un inmueble histórico en una nueva referencia en cuanto a "edificios inteligentes" y eficientes en la capital vizcaína. Desde el punto de vista arquitectónico, ha incorporado un espectacular patio interior acristalado, que filtra y distribuye la luz y actúa de regulador térmico.

El 90 por ciento de las 422 toneladas empleadas en su construcción son de acero reciclado. Destaca su óptima capacidad de aprovechamiento y reutilización del agua, la naturaleza reciclable de todos sus elementos constructivos y el bajo consumo energético por metro cuadrado. Cuenta con microgeneración a gas y una instalación geotérmica de aprovechamiento del calor del subsuelo, con columnas que llegan hasta los 125 metros de profundidad.

En total, estos sistemas evitarán la emisión de más de 16 toneladas de CO2 al año. Se trata de un ahorro significativo en un edificio de estas características ya que, con respecto al consumo total de generación de calor y frío, supone un 60 por ciento de reducción de las emisiones de CO2 y de aproximadamente un tercio del consumo de la energía primaria.

La nueva sede es ante todo un edificio ecológico, que nace del "firme compromiso" de EDP por incorporar criterios de sostenibilidad tanto en el mantenimiento de su sede como en su proceso de edificación. Así, los 1.400 metros cúbicos de residuos generados se han entregado a empresas homologadas para su reciclaje.

El Grupo EDP ha seguido en todas las fases del proyecto los criterios del LEED (acrónimo inglés de Líder en Eficiencia Energética y Diseño Sostenible), un sistema de certificación para edificios sostenibles nacido en Estados Unidos a finales de la década de los 80.

Se trata de un conjunto de normas de aplicación voluntaria que buscan el desarrollo de construcciones innovadoras y de alta eficiencia a través de valores como el consumo del agua, el ahorro energético y el uso de energías renovables, la calidad ambiental interior, y el fomento de un diseño que realice un óptimo aprovechamiento de los materiales y recursos. El Grupo espera obtener la máxima calificación, el Leed Platino.

Grupo EDP

El Grupo EDP está presente en el negocio de la generación, distribución y comercialización de electricidad y gas natural. Con una cartera de más de dos millones de clientes en todo el país, tiene infraestructuras energéticas propias en once comunidades autónomas. EDP es el segundo distribuidor gasista del mercado español, y es líder en gas en Cantabria, Murcia y País Vasco, así como en Asturias, donde también es el operador eléctrico de referencia. Opera casi 10.000 kilómetros de redes de gas, en las que cuenta con más de un millón de puntos de suministro.

En Euskadi, EDP suministra, a través de Naturgas Energía, gas y electricidad a empresas y particulares. La compañía es líder en gas y segundo operador de electricidad en el País Vasco. En 2012, obtuvo una cifra de negocio de 1.700 millones de euros y un beneficio neto de 106 millones.

En el País Vasco, EDP cuenta con 3.882 kilómetros de red de distribución de gas (38% del total en toda España); 508.504 puntos de suministro de gas (50%); 370.255 clientes de gas natural (48%); y 105.711 clientes eléctricos.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.