El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Severino García Vigón, presentará su dimisión a la Junta Directiva de la entidad el próximo día 5 de junio. El dirigente de la patronal anunciaba este lunes su decisión, tras conocerse que está denunciado por la Fiscalía por supuestos impagos del IVA en una de sus empresas.

La Federación empresarial ha matizado en una nota de prensa de que "hasta el próximo día 5 de junio, y en aras de salvaguardar la unidad empresarial y promover el relevo ordenado al frente de la patronal, D. Severino García Vigón continuará ejerciendo su cargo como Presidente de la institución".

En un comunicado previo, Vigón informaba: "tras el comité informativo celebrado el pasado viernes, ha decidido presentar a la junta directiva de la Federación Asturiana de Empresarios mi dimisión del cargo de presidente de la institución y promover la convocatoria de elecciones".

"La junta directiva, que se reunirá el día 5 de junio, será la encargada, como órgano competente, de iniciar el proceso electoral para la elección de presidente de la federación", ha añadido.

"La decisión adoptada responde a una convicción personal, sin atender a otro tipo de presiones más que las derivadas de mi propio sentimiento de respeto y consideración con las siglas que representan al conjunto de los empresarios asturianos", concluía la nota.

Pensándoselo desde el viernes

El pasado viernes, tras la celebración de la citada junta directiva, Vigón había anunciado que se tomaría, según sus palabras, "unas fechas para ver realmente lo que hago y en todo caso someter la decisión que vaya a tomar a la junta directiva de la FADE y el pleno de la Cámara". "He escuchado, he tomado nota, se lo que represento. Cuando tome la decisión de marcharme o quedarme será en los dos sitios", había manifestado.

Todo ello fue después de conocerse que la Fiscalía había denunciado a una de sus empresas familiares, Energía Astur (Enastur), por un presunto impago del Impuesto de Valor Añadido (IVA) entre los años 2009 y 2011.

Lo había hecho tras la reunión, durante más de tres horas, del Comité Ejecutivo de FADE primero y del de la Cámara de Comercio, después. Así, había indicado que ambas reuniones han sido convocadas por el mismo para dar explicaciones sobre la situación económica de sus empresas y sobre las informaciones publicadas al respecto.

Había explicado además que mientras que en el Comité de la FADE ha habido una mayoría que le ha pedido su dimisión, en el de la Cámara le han pedido que se quede. "La de hoy no era una reunión decisoria. Ahora me colocan la patata caliente a mí mismo y tendré que esforzarme en buscar el consenso sin hacer daño a las instituciones", ha dicho Vigón, que ha añadido que en el caso de que hubiese coincidencia y los dos comités le hubiesen pedido su renuncia "por su puesto que se hubiese ido".

18

Años al frente de fade

Vigón, que llevaba 18 años al frente de la patronal asturiana, ha insistido en defender la unidad empresarial e institucional por lo que ha manifestado que su decisión será meditada para evitar romper esa unión existente.

Durante la rueda de prensa del pasado viernes defendió su labor y ha manifestado que "nunca nadie la ha regalado nada" y que llegó al cargo porque le votaron. Ha manifestado que ha explicado a los comités ejecutivos de FADE y de la Cámara lo ocurrido con la deuda tributaria que acumula y ha indicado que espera que "el tema de fondo se solucione pronto".

"Lo primero que trataré de hacer será pagar y así muerto el perro no habrá rabia", dijo Vigón, que indicó que el "no ha evadido capitales, ni he blanqueado dinero". "Les he explicado lo que hay. Tengo la cabeza fría y la conciencia tranquila de las actuaciones. Lo que me preocupa es que si fuese un empresario normal lo ocurrido no tendría importancia y en mi caso —por estar al frente de la patronal— toma otra dimensión", señaló, Vigón que ha reconocido que la deuda tributaria es de "unos 450.000 euros".

Así negó tener bienes embargados y indicó que en estos momentos se encuentra renegociando con el Banco Popular la hipoteca del Hotel que posee. Respecto a los supuestos impagos del IVA los atribuyó a un "hecho puntual de discrepancia de devengos que espera solucione lo antes posible".

Consulta aquí más noticias de Asturias.