La secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, mantuvo este lunes una reunión con la delegada del Gobierno de Violencia de Género, Blanca Hernández, a la que le transmitió los últimos avances llevados a cabo en la lucha contra la violencia de género en la comunidad y con la que profundizó en nuevas "vías de coordinación y cooperación" entre la Xunta y el Gobierno central en la lucha contra la violencia de género.

López Abella le expuso a la delegada del Gobierno, entre otras cosas, el programa de voluntariado para el acompañamiento a las mujeres víctimas de violencia de género y a sus hijos, que tiene como objetivo poner a disposición del Centro de Emerxencias para Vítimas de Violencia de Xénero de Vigo (Cemvi) una beca de voluntarios que puedan colaborar con los profesionales de la institución para darle una atención "más integral y más individualizada a las usuarias del centro", según explica la Xunta.

Como ha explicado López Abella, el objetivo del programa es formar al voluntariado para acompañar y apoyar a las víctimas y a los hijos que residen con ellas en el centro; acompañarlas a las dependencias administrativas, policiales o judiciales; apoyar a los niños y contribuir a una "mejor atención integral y de recuperación de las mujeres y menores que sufren violencia de género", resalta la Xunta.

La titular de Igualdade de la Xunta visitó, posteriormente, las instalaciones de la Asociación para la prevención, reinserción y atención a la mujer prostituta (Apramp), que lleva 25 años apoyando y ayudando a mujeres víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

Apramp elabora programas de actuación específica en psicología, asistencia social, formación, reciclaje en el área laboral y cultural para así conseguir una modificación de conductas y actitudes en las relaciones personales, la recuperación de su autoestima personal y el acceso al mercado de trabajo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.