Facultad de Ciencias Económicas de la Complutense, llena de basura por la huelga de limpieza
Facultad de Ciencias Económicas del campus de Somosaguas de la Complutense, llena de basura por la huelga de limpieza Mario de la Riva

La Universidad Complutense de Madrid afronta su primera semana de huelga de limpieza indefinida sin visos de acuerdo entre los trabajadores y la empresa concesionaria, Clece S.A., que ha convocado este lunes a las 20.00 horas al comité de empresa para mantener una reunión de acercamiento.

En protesta por sus condiciones laborales, el centenar de trabajadores de esta empresa estaban convocados desde el pasado lunes a iniciar una huelga indefinida. Protestan, entre otras cosas, porque se les ha aumentado de manera "injustificada" las tareas y la jornada laboral, han explicado desde el comité.

Además, se han quejado de que se les ha impuesto un recorte salarial del 21% en nóminas que no alcanzan en la mayoría de los casos ni los 1.000 euros. Los sindicatos aseguran que la huelga está siendo secundada por cerca del 95% de la plantilla y que los servicios mínimos (de un 17%) se están cumpliendo.

Los servicios mínimos se han fijado al 17% y, de momento, se están cumpliendoDesde CGT han criticado en un comunicado que el pasado viernes, "por orden del Rectorado", se pretendiera cerrar todos los edificios y las entradas al recinto del campus de Somosaguas, uno de los más afectados por los paros, hasta este lunes con el fin de que una empresa ajena a la universidad limpiara las instalaciones durante el fin de semana.

Aunque la Universidad se ha desvinculado del conflicto, y al parecer ha presionado a Clece para que se llegue a un acuerdo, para esta organización tiene "mucho que ver" pues considera que los recortes que ha llevado a cabo en todos los servicios está afectando de manera indirecta a las empresas que gestionan de manera indirecta los mismos. Por eso, insiste en que solo mediante la "gestión pública directa" se garantizan servicios "de mayor calidad y rentabilidad".

"Hay una parte de insalubridad"

Aunque la mayoría de los profesores y alumnos apoyan a los trabajadores, muchos reconocen que "hay una parte de insalubridad en esta huelga", porque la basura empieza a amontonarse en pasillos y baños especialmente. Además, durante estos días han aparecido varias papeleras reventadas, lo que ha hecho sospechar que algunos estudiantes o trabajadores hayan esparcido basura por las facultades.

Consulta aquí más noticias de Madrid.