El músico y actor Coque Malla.
El músico y actor Coque Malla. María Vázquez Termo.

Después de tres lustros cantando sobre todo "al tormento del amor" en sus discos en solitario fuera de Los Ronaldos, Coque Malla ha hecho inventario en un nuevo proyecto en el que su "paranoia", las mujeres, toman el cuerpo y la voz de Ángela Molina, Leonor Watling, Jeanette e incluso su madre, Amparo Valle.

"He estado obsesionado e invadido por las mujeres", afirma el artista"Han sido cuatro discos en unos 15 años y de una manera muy clara he estado obsesionado e invadido por las relaciones con las mujeres, así que me propuse hacer un repaso a ver si llegaba a alguna conclusión", ha explicado el propio artista, un día antes de la publicación del CD+DVD en directo Mujeres (Warner Music), en el que además participan Anni B Sweet, Rebeca Jiménez y María Rodés.

Al final, no llegó a nada en limpio sobre las razones de tanto amor y tanto sufrimiento, sobre todo, porque "las canciones mienten, deforman la realidad y la empeoran o la mejoran", añade. "Son proyecciones, parten de la realidad pero pasan a través de la imaginación y la guitarra. Probablemente a las mujeres de mis canciones las pinto peor de lo eran cuando eran malas y mejor de lo que eran cuando eran buenas", reconoce.

Para darle forma, escogió las mejores "píldoras emocionales" de su producción dedicada a las relaciones entre hombres y mujeres, consciente de que escribe "más sobre el tormento del amor que sobre su cielo". Seguidamente compuso una lista de las artistas femeninas con las que quería interpretarlas y así llegó a diez nombres con los que "convertir sus monólogos interiores" en diálogos.

No se ha quedado ninguna fuera. "Están las que tienen que estar", afirma antes de defender que esto "no es un disco de duetos, ni un grandes éxitos a lo Coque & Friends". "Había que transmitir una historia", apunta.

Se permitió un único renuncio, La mujer sin llave, el primer tema de su etapa sin Los Ronaldos, recogido en su disco Un astronauta más (1999), y que canta a solas a modo de prólogo de lo que está por venir. Y lo que llega es Leonor Watling. "Coque, no me cuentes nada. Sea lo que sea, cuenta conmigo", le dijo la actriz y cantante, según revela en la nota de prensa.

El mismo entusiasmo lo encontró en Ángela Molina, que no grababa un disco desde su participación en la banda sonora de la segunda parte de Las cosas del querer (1995). La llamó para recitar unos versos, pero la hija de Antonio Molina, "harta de hacer todo el teatro del mundo", quiso cantar. "Bendito el día", dice Malla tras escuchar el resultado.

Otro de los atractivos rescates de Mujeres es el de Jeanette, que participa en Berlín. "Es una artista grande. No la miro desde el punto de vista generacional, sino como una artista con carisma, enigmática, frágil y poderosa al mismo tiempo. Y como una mujer que empieza a cantar y desde la primera sílaba sabes que es ella", explica sobre la inolvidable intérprete de Soy rebelde.
 
Hasta su madre, de 74 años "y una vida dedicada al teatro", participa en el discoEn este universo femenino, entendió que cobraba "un sentido absoluto" incluir la figura de la madre, la de verdad, la actriz Amparo Valle, que a sus 74 años de edad "y una vida dedicada al teatro" se une por primera vez a su hijo en un proyecto artístico, recitando en La carta.

El 10 de mayo comenzará en la sala Luz de Gas de Barcelona la gira, que servirá además para descubrir nuevo talento, ya que Malla ha abierto a través de las redes sociales una convocatoria para encontrar nuevas voces para las mujeres de estas canciones cuando se ponga en ruta por toda España.

El 11 de mayo llegará a Bilbao (Kafe Antzokia), el 17 de mayo a Murcia (sala Stereo), un día después a Valencia (sala Rock City) y el 31 de ese mes a Madrid (sala Joy Eslava).