El Banco de Patentes comienza su actividad con un presupuesto de 200.000 euros y una selección de unos 40 proyectos de entre las más de 340 patentes susceptibles de explotación empresarial que en la actualidad tienen las cinco universidades públicas valencianas, que serán presentados en dos jornadas que se celebrarán en junio y septiembre.

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha presidido este lunes la firma del protocolo de intenciones con los cinco de rectores de las universidades públicas valencianas para la constitución de este Banco de Patentes con el que se pretende, ha explicado, "poner al servicio de los valencianos el conocimiento innovador de las universidades para que se pueda crear riqueza y empleo". "Hoy empieza una nueva realidad para la sociedad valenciana", ha destacado.

En el acto también han estado presente el conseller de Economía, Máximo Buch, que firmó el convenio, así como la consellera de Educación, Maria José Catalá, además de representantes de institutos tecnológicos y del mundo empresarial.

Para ello, las patentes podrán ser trasferidos mediante el licitamiento a empresas existentes, la realización de proyectos colaborativos universidad-empresa o la creación de una nueva empresa que tenga por objeto social la explotación comercial de dicho resultado.

Fabra ha resaltado que este nuevo instrumento que se pone a disposición de la sociedad valenciana pretende servir de "cauce" para la creación de empresas porque, ha resaltado, la Generalitat valenciano "preocupada" de "ser capaces de crear el escenario adecuado" donde se pueda materializar estos conocimientos.

"Es una apuesta clara", ha recalcado Fabra, quien ha garantizado que con esta iniciativa se fomentará la reactivación económica y la creación de empleo a través del conocimiento, basado en la I+D+i, en el capital humano, el emprendimiento y la apertura exterior.

Asimismo, el recto de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar, ha recalcado la necesidad de esta apuesta por "la transferencia de conocimiento" y en ese sentido ha considerado que este instrumento es "una política inteligente" hacia "un modelo productivo sostenible".

Palomar ha constatado que en España sólo el 10 por ciento de los universitarios quiere, al término de sus estudios, crear una empresa o apuesta por el autoempleo, "muy lejos" del 70 por ciento de otros países desarrollados. De igual modo, la mayoría los doctores españoles quieren quedarse en la propia Universidad frente al tercio que en los países más competitivos, por lo que hace falta fomentar esta "permeabilidad" entre universidad y empresa.

En el acto, también intervino Ramon Vidal, profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en la Universidad de Valencia e inventor de más de 40 patentes, 36 de ellas en uso, quien ha reclamado "una estructura" para dar salida a las patentes españolas.

Así, ha evidenciado que los países con más patentes sea han generado empresas comunes donde los público y lo privado invierten conjuntamente en I+D+i generando una propiedad intelectual compartida. "Estos son los modelos en los que hay que pensar", ha reclamado.

FASES

La universidad será la encargada de evaluar la potencialidad y viabilidad de las patentes licenciadas por sus profesores e investigadores y harán una primera selección potenciales emprendedores entre su comunidad, que deberán superar un test. A los seleccionados se les proporcionará una formación en materia de creación y funcionamiento de una star-up o spin -off.

Asimismo, se prevé celebrar dos jornadas de presentación en junio y en noviembre para conocer la viabilidad de as patentes estudiadas y su puesta disposición para la creación de empresas. Y en su caso la presentación de las acciones de seguimiento para las empresas creadas.

Por último, la Universidad, junto a la Secretaría Autonómica de Economía y Empleo, seleccionará a un conjunto de empresarios consolidados con disposición a formar parte del accionariado de la futura empresa innovadora, realizar tareas de 'coaching' empresarial sobre el emprendedor, ayudar en la obtención de financiación para la puesta en marcha y desarrollo de la empresa, así como para incorporar el conocimiento innovador al proceso productivo o prestación de servicios de su empresa diversificando o ampliando las áreas de negociación existentes.

Consulta aquí más noticias de Valencia.