El Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) reivindica al dibujante Antonio Mingote (Sitges, 1916-Madrid, 2012) como "el gran humorista español del siglo XX" con el libro 'Mingote y su tiempo. La difícil facilidad del humor', que redescubre su figura y su obra, enmarcada entre "la vanguardia y el cervantismo".

Así lo ha asegurado la autora de la obra, María Luisa Burguera, que ha presentado el texto en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por la viuda del artista, Isabel Vigiola, la consellera de Educación, Cultura y Deporte, María José Català, y la directora del IVAM, Consuelo Ciscar.

La obra —editada en la colección 'Documentos' del museo valenciano— analiza las características que marcaron la evolución gráfica y literaria del autor gráfico, así como los vínculos de su trabajo con el contexto histórico y cultural de la época. Para ello, la profesora ha recopilado numerosas declaraciones del dibujante, que brindan al lector una nueva perspectiva sobre el artista.

"Todo artista genial siempre nos da algo nuevo con las relecturas y nuevas visiones. Mingote dio mucho a través de una larga y provechosa vida y cada vez que nos acercamos a él descubrimos nuevas cosas. En este libro, intento hacer un pequeño acercamiento a lo que, tal vez luego, se convierta en estudio más amplio", ha explicado Burguera, experta en Edgar Neville e investigadora de la etapa y los autores de 'La Cordoniz'.

Sobre los rasgos de la producción de Mingote, la especialista ha destacado su unión a "la Generación del 27, con el humor del absurdo y la vanguardia, y, por otra parte, al cervantismo, con al integración de contrarios y la ternura que solo él sabía expresar". En cuanto a las influencias estilísticas, ha aludido, de nuevo a las vanguardias de principios del siglo XX y a la revista 'La Codorniz', aunque ha remarcado que logró un gran "desarrollo personal a partir de su entrada en 'ABC'".

Por su parte, la mujer del artista, Isabel Vigiola, se ha mostrado enormemente "agradecida a Valencia y a los valencianos" por los sucesivos homenajes que ha tributado al que fuera su marido mediante este libro y varias exposiciones.

Respecto al trabajo de María Luis Burguera, ha aseverado que se trata de un estudio "extraordinario". "He vuelto a encontrarme con Antonio, a oír frases suyas con las que me he reído tanto...", ha manifestado Vigiola, que ha agregado que ahora su futuro es "ver cosas de Antonio y hablar de él".

"un amigo divertidísimo"

La viuda del autor ha apuntado que éste era tan mordaz en su vida personal como en la profesional. "Además del hombre de mi vida, he perdido a un amigo divertídismo", ha dicho.

Vigiola ha recordado que Mingote "le sacaba punto a todo". "Jugábamos continuamente; un día, viendo la alegría de otra personas celebrando una victoria de su equipo de fútbol, me dijo que éramos unos desgraciados y que teníamos que hacernos fans de algo. Decidimos que nos íbamos a hacer del Hércules; a la mañana siguiente, vino y me dijo que tenía que darme una mala noticia, que el Hércules había perdido, y dijimos: pues ya no somos del Hércules", ha evocado.

La consellera de Cultura, María José Català, ha subrayado que la relación de Valencia con el dibujante es "duradera en el tiempo" y ha reiterado el compromiso de la administración con la figura de "un gran artista y con una persona que supo afrontar los momentos difíciles desde el positivismo, por lo que puede enseñarnos mucho ahora".

Por su parte, la directora del IVAM, Consuelo Ciscar, ha apuntando que el libro editado por el museo constituye "una aproximación íntima y emocional que relata con detalle los pasajes más singulares de la vida y la obra de Mingote, un genio irrepetible".

Consulta aquí más noticias de Valencia.