Los arrestados supuestamente participaron en los hechos ocurridos en una librería de la madrileña calle de Juan Bravo, en los que Carrillo resultó ileso, aunque sí fueron golpeadas varias personas que asistían a una tertulia.

Los detenidos tienen un perfil ultraderechista y están acusados de desórdenes públicos. La detención ha sido efectuada por agentes de la Brigada de Información de la Jefatura Superior de Madrid del Cuerpo Nacional de Policía.

La Policía Nacional sigue investigando y en concreto había procedido a analizar un teléfono móvil que fue encontrado en la librería y sospechaban que puediera ser de uno de los agresores.