Galicia se situó en 2012 a la cabeza en cuanto al índice de incidencia de los accidentes graves, con una tasa de 60,1 (por cada 100.000 trabajadores con contingencias profesionales cubiertas) que supone más del doble de la media (25,3). Además, ocupó el segundo puesto por comunidades en cuanto a los siniestros mortales, con 5,8 por cada 100.000 afiliados, solo por detrás de La Rioja (7,1) y frente al 3,1 del conjunto estatal.

Así lo refleja el 'Análisis de la situación de la siniestralidad laboral en Galicia' que este lunes han presentado en rueda de prensa UGT y CC.OO., coincidiendo con la celebración, el domingo 28 de abril, del Día Internacional de la Salud y Seguridad Laboral en el Trabajo. Este año, ambas centrales conmemorarán esta fecha bajo el lema 'Las reformas y los recortes del Gobierno ponen en peligro la salud y la seguridad en el trabajo'.

Las dos organizaciones han mostrado, en este ámbito, su rechazo al proyecto de real decreto que está "encima de la mesa", relativo a la reforma de las mutuas y que, en concreto, pretende que estos agentes puedan "proponer el alta". Según ha explicado la responsable de salud laboral de Comisiones, Ascensión Esteban, esto provocará "un problema de gran calado" y una "agresión tremenda" para los trabajadores y los médicos de los servicios públicos de salud, puesto que estos últimos tendrán únicamente cuatro días para contestar a la propuesta de las mutuas.

El portavoz de UGT en materia de salud laboral, Carlos Bellas, ha advertido de que "sí se están reduciendo" los datos referidos a siniestralidad laboral, pero lo están haciendo, según el estudio de los dos sindicatos, debido a la disminución de la actividad económica y "no porque se estén haciendo las cosas mejor".

La prevención,

"en pañales"

En este sentido, ha denunciado la "infradeclaración de accidentes de trabajo" y de las enfermedades profesionales, antes de opinar que "la prevención sigue en pañales dentro de las empresas", con el servicio externalizado, y criticar que las administraciones públicas "se dedican" ahora a bajar las partidas destinadas a este fin. La consecuencia, ha asegurado, es que "no hay esa concienciación" sobre esta problemática.

En lo que va de 2013, "no se va a mejor", ha avisado Bellas, al constatar que, aunque hubo una caída de los datos de siniestralidad en los meses de enero y febrero —con respecto al mismo periodo del año anterior—, se han producido dos víctimas mortales más (8 frente a las 6 de los dos primeros meses de 2012).

Cambio "muy peligroso"

Ascensión Esteban, por su parte, ha llamado la atención sobre el "cambio muy peligroso" que, a su juicio, prevé aplicar el Gobierno central sobre el funcionamiento de las mutuas. Dicha modificación, según ha explicado, no solo "atenta contra la intimidad de los trabajadores", puesto que las mutuas tendrán acceso a "todo el historial médico" del paciente, sino que también implica que estas puedan proponer el alta y le otorga un plazo de cuatro días para responder a los servicios públicos de salud.

De acuerdo con las cifras de CC.OO., el tiempo medio de contestación en la Comunidad gallega se sitúa en los 11,66 días, por lo que entiende que el silencio administrativo, "positivo para las mutuas", será "seguramente negativo para el trabajador", al posibilitar dicha alta sin "una acción médica que avale esto".

Así, la medida del Ejecutivo "vacía de competencias" al servicio público de salud y "equipara" a los médicos de las mutuas con los del sistema nacional. De ahí que Comisiones reclame que "sea eliminado" el artículo 7 del proyecto de real decreto en cuestión.

Tendencia a la baja

El análisis de la situación elaborado por UGT y CC.OO. refleja una tendencia a la baja de los accidentes de trabajo en Galicia desde 2002 —cuando hubo un total de 47.594— hasta 2012 —23.668—. En cuanto a su gravedad, los leves pasaron de 46.584 a 23.137; los graves, de 908 a 486 y los mortales, de 102 a 45.

Por sector de actividad, el año pasado, 19 de los siniestros con resultado de muerte del trabajador se correspondieron con los servicios, seguidos de los 10 de la construcción, ocho en la industria, cinco en la pesca y tres en la agricultura.

Los servicios también acapararon la mayor parte de los accidentes graves de 2012 (171), seguidos de los de la construcción (109), la industria (104), la pesca (45) y la agricultura (57).

Por provincias, en Pontevedra se produjeron 16 accidentes mortales y 179 graves el año pasado. En A Coruña, el dato de fallecidos alcanzó los 13, mientras que hubo 169 siniestros graves. En Lugo y Ourense, mientras tanto, se registraron 16 siniestros mortales —ocho en cada provincia— y 74 y 64 accidentes de carácter grave, respectivamente.

La cifra total de accidentes de trabajo con baja en jornada laboral —23.668—, coloca a Galicia en el décimo segundo puesto por comunidades. Respecto al índice de incidencia total, de 2.925,5 accidentes de trabajo por cada 100.000 trabajadores con contingencias profesionales cubiertas, la gallega es también la décimo segunda por comunidades.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.