Protestas en Francia
Miles de franceses piden la retirada del proyecto que legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo. EFE/EPA/ETIENNE LAURENT

El presidente de la Asamblea Nacional francesa, Claude Bartolone, recibió este lunes una carta de amenaza que contenía pólvora de munición y le advertía de las "consecuencias" de someter a voto la legalización del matrimonio homosexual. La misiva, mecanografiada, fue entregada a los artificieros y estaba firmada por el grupo Interacción de Fuerzas Armadas (IFO), según France Info.

La amenaza se produce en vísperas del voto definitivo de la ley que autoriza el matrimonio homosexual y un día después de la tercera gran manifestación contra este proyecto que es una de las promesas electorales del presidente, François Hollande.

En la carta este colectivo advierte presidente de la Cámara baja, al que llama "presidente de la República Socialista Soviética", del peligro que corren los socialistas en caso de que se vote la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. En caso de no atender a su "ultimátum", prometen que "la familia política" de Bartolone va a "sufrir físicamente".
 
"Nuestros métodos son más radicales y expeditivos que las manifestaciones. Habéis querido la guerra y la vais a tener", aseguran; la Fiscalía de París ha abierto una investigación sobre este hecho. La amenaza se suma a un incremento de las agresiones y los ataques homófobos registrados por las asociaciones de homosexuales.

El ministro del Interior, Manuel Valls, denunció que las manifestaciones contra el matrimonio homosexual están "liberando el discurso homófobo". "Cuando se ataca a los gais y a las lesbianas, cuando se les golpea, es porque se ha liberado ese discurso", aseguró Valls en la emisora "Europe 1". Y acusó al diputado conservador Henri Guaino de "faccioso" por no respetar "la democracia".

Valls reconoció que las manifestaciones contra el matrimonio homosexual reúnen a mucha gente, pero afirmó que "son una minoría comparada con los millones de franceses que votaron por François Hollande", que prometió legalizar el matrimonio homosexual.

Según la policía, 45.000 personas participaron en la manifestación del domingo, en París, para pedir la retirada de la ley del matrimonio homosexual. Guaino, muy próximo al expresidente Nicolas Sarkozy, denunció la manipulación de las cifras por parte de las autoridades, mientras que los organizadores de la manifestación aseguraron que la participación fue de 270.000 personas.