El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha mostrado su total rechazo al Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), que la Administración sanitaria llevará a efecto a partir de este martes, 23 de abril, pues considera que podría aumentar la movilidad de los trabajadores y reducir "aún más" la plantilla de profesionales de enfermería y fisioterapia.

En nota de prensa el sindicato ha dicho que en este nuevo Plan de Ordenación se detallan los criterios de asignación a las Gerencias de Atención Integrada (GAI del personal de las Instituciones Sanitarias del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha que ostente la condición de personal estatutario), así como su redistribución dentro de la Gerencia.

SATSE rechaza este Plan porque "va a cambiar el ámbito de los contratos de los profesionales de enfermería y fisioterapia, que pasarán a depender de las recién creadas Gerencias de Atención Integrada".

Dice el sindicato que el personal que tiene nombramiento en Atención Especializada quedará adscrito a los dos ámbitos asistenciales de la GAI (Primaria o Especializada) y también el personal de Primaria con nombramiento de área.

Por tanto, el nuevo Plan podría suponer que una vez que se asigne a los profesionales a una GAI aumente la movilidad de los trabajadores.

El Sindicato de Enfermería considera que de esta forma disminuirá la estabilidad laboral pero, además, el Plan de Ordenación de Recursos Humanos supone, de inicio, la amortización de 48 plazas. Una cifra que desde SATSE se teme que pueda aumentar en el futuro, lo que implica un "recorte" más en el ámbito de la Sanidad regional.

Tras la entrada en vigor del nuevo Plan de Ordenación de Recursos Humanos, SATSE asegura que utilizará todos los recursos jurídicos posibles para mantener las condiciones y derechos de los trabajadores afectados.

Consulta aquí más noticias de Toledo.