El grupo holandés de electrónica e iluminación Philips Electronics obtuvo un beneficio neto atribuido de 161 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un descenso del 11,5% respecto al mismo periodo del año anterior, informó la compañía.

Este descenso en los resultados de Philips refleja el efecto positivo que tuvieron en las cuentas de 2012 las ventas de su participación en Senseo y de otros elementos atípicos, sin los cuales, las ganancias de la multinacional habrían aumentado en 98 millones respecto al primer trimestre del año anterior.

Por otro lado, la cifra de negocio del grupo holandés alcanzó los 5.258 millones de euros en los tres primeros meses del año, lo que representa un descenso del 0,9% respecto al año anterior, con caídas del 3,7% en las ventas de la división de salud y del 2% en el negocio de iluminación, mientras que el área de consumo y estilo de vida aumentó un 8,6% sus ingresos.

"Reiteramos nuestra visión de una primera mitad de año lenta en 2013, debido a las tendencias adversas del mercado, especialmente en Europa y Estados Unidos", subrayó el consejero delegado de Philips, Frans van Houten, quien aseguró que la multinacional continuará impulsando la ejecución de las iniciativas para ganar productividad.

"Estamos comprometidos con alcanzar nuestros objetivos financieros de este año", señaló el máximo ejecutivo de la multinacional holandesa.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.