La Guardia Civil de Albacete ha detenido a 11 personas, todas ellas de nacionalidad marroquí, a las que se le considera autoras de 45 robos con fuerza en las cosas en explotaciones agrícolas, 23 de ellos en la provincia de Albacete, y el resto en las de Alicante, Murcia, Jaén y Granada, así como de nueve hurtos de uso de vehículo a motor.

Según ha informado el subdelegado del Gobierno en Albacete, Federico Pozuelo, en una rueda de prensa ofrecida este lunes en la Comandancia de Albacete, desde el pasado mes de junio, la Guardia Civil detectó "un aumento de los robos en explotaciones agrícolas en la zona que limita las povincias de Albacete y Murcia" y empezó las investigaciones de la denominada 'Operación Colín', que ha finalizado con las detenciones, practicadas los días 5 y 6 de marzo.

En las investigaciones realizadas por los agentes, ha apuntado Pozuelo, de los lugares en los que se cometieron los robos y al analizar el material sustraído, se concretó que lo estaba realizando "una organización criminal con una importante actividad delictiva" y que "estaba perfectamente estructurada".

Una parte de sus integrantes de dedicaba a cometer los robos, otra los almacenaba y la tercera, distribuía el material robado o lo trasladaba a Marruecos donde "el precio de venta es más elevado que aquí en España".

Los detenidos son 11 personas, todas ellas de nacionalidad marroquí y con edades comprendidas entre los 54 y los 29 años, residentes en localidades de Alicante y Murcia. Según Pozuelo, de los 45 robos, "23 se cometieron en la provincia de Albacete, 16 en la de Murcia, 5 en la de Alicante, 7 en la de Granada y 3 en la de Jaén".

Asimismo, de los 23 robos registrados en la provincia albaceteña, "la mayor parte se han cometido en la zona de Hellín" y se reparten en Tazona (2), Isso (9), Hellín (2), Pozo Cañada (1), Hoya Gonzalo (2), Higueruela (4) y Almansa (1). De ellos, además, 20 se llevaron a cabo en explotaciones agrarias, dos en canteras y uno en vehículo.

Tras los dispositivos de vigilancia establecidos, y tras interceptar algunos de los vehículos sustraídos, en la última fase de la Operación Colín' se realizaron tres registros domiciliarios, dos en la provincia de Murcia y uno en la de Alicante, en los que se recuperaron diversos objetos sustraídos en esos robos, entre ellos, dos furgonetas y un turismo, varios grupos electrógenos, maquinaria agrícola y recambios de vehículos.

Según Pozuelo, "el valor del material recuperado supera los 100.000 euros" y ha informado que parte del material robado se ha devuelto a sus propietarios pero otra parte, cuya titularidad no se ha podido establecer, "va a estar expuesto durante esta semana en la Comandancia para que, si es reconocido, lo puedan recuperar sus propietarios".

Consulta aquí más noticias de Murcia.