La Xunta destinará este año 2,2 millones de euros a la línea de ayudas específica para los centros comerciales abiertos y las plazas de abastos gallegas, una cantidad que es un 10% superior a la reservada para este fin el año anterior. El objetivo de las subvenciones es, según la directora xeral de Comercio, Sol Vázquez Abeal, mejorar su competitividad y servicio y atraer clientes.

En rueda de prensa, Vázquez Abeal ha señalado que los objetivos son "aumentar la capacidad competitiva de más de 5.000 comerciantes que trabajan en los centros comerciales abiertos y en los mercados" gallegos.

El año pasado, cuando la línea de ayudas estuvo dotada con 2 millones de euros, lograron ayudas un total de 52 centros comerciales abiertos y 24 asociaciones de plazas de abastos de Galicia. En total, se consumieron 1,96 millones de euros. De este modo, se llevaron a cabo más de 300 actuaciones de dinamización comercial.

Por provincias, en A Coruña recibieron subvenciones 14 centros comerciales abiertos; en Lugo fueron seis y una plaza de abastos; en Ourense, siete centros y una plaza; y en Pontevedra, 25 centros comerciales abiertos y 22 plazas de abastos.

La orden de ayudas se publica este lunes en el Diario Oficial de Galicia (DOG) y el plazo para solicitarlas estará abierto desde este martes hasta el 22 de mayo, ha indicado Vázquez Abeal, que ha indicado que las actuaciones subvencionables son las que aumenten la dinamización comercial, los sistemas de fidelización, la señalización comercial externa para tener imagen homogénea entre los comercios o la potenciación de unidades gerenciales profesionalizadas. En las plazas de abastos también se cubren gastos para instalaciones y equipamiento.

Entre los criterios para la concesión de las ayudas se incluyen este año dos novedades. Una de ellas consiste en primar la autofinanciación de estas estructuras asociativas, con la promoción del asociacionismo y captación nuevos socios; y otra es el fomento de la realización de campañas que impliquen beneficios para familias numerosas.

También se tendrá en cuenta el grado de implicación de los comerciantes en los proyectos, el respeto a política ambiental, o las iniciativas que sean más novedosas o que nunca se hayan llevado a cabo.

Importes subvencionables

En cuanto a los importes, la directora xeral ha señalado que, en el caso de los centros comerciales abiertos, varían en función de la población de los ayuntamientos y del número de establecimientos asociados. De este modo, la inversión puede llegar hasta los 57.150 euros y el apoyo de la Xunta podría llegar a los 40.000 euros. El porcentaje de subvención será de entre el 70% y el 80%.

Para las plazas de abastos el porcentaje de subvecinón es del 70% y las inversiones máximas son de 14.000 euros. En este caso, el apoyo del Gobierno gallego podría ser de hasta 9.800 euros.

Vázquez Abeal ha destacado que en los últimos cuatro años se han destinado 10 millones de euros a ayudas de este tipo, con las que la Xunta aspira a la modernización del comercio en las ciudades y las villas y a que ofrezca un servicio de calidad.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.