La secretaria general de Vivienda, Rehabilitación y Arquitectura de la Junta de Andalucía, Amanda Meyer, ha asegurado que "no hay 5.000 viviendas" del parque público vacías, sino algunas promociones en las que se trabaja para "cambiar su calificación de venta a alquiler" ante la falta de crédito que dificulta la compra y en el marco del "proceso de reconversión" de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA).

Así lo ha señalado este lunes en Jaén, donde participa en una jornada sobre La Ciudad Amable junto al delegado de territorial de Fomento y Vivienda, Juan Antonio Sáez, y a preguntas de los periodistas sobre esa cifra apuntada desde el PP al criticar el decreto de función social de la vivienda mientras el propio Gobierno autonómico tiene inmuebles sin ocupar.

"La Empresa Pública de Suelo en los últimos años ha actuado como si fuera una inmobiliaria más, algo que desde Izquierda Unida, desde nuestra entrada al Gobierno hemos criticado absolutamente, y por eso hemos entrado en un proceso de reconversión de la empresa pública", ha apuntado resaltado para añadir que "ese dato no estaba actualizado a 2012".

Por ello, se está "actualizando esa realidad", punto en el que ha dicho que "no hay ni una sola vivienda social vacía en Andalucía" y "todo el parque público de viviendas sociales cumple con el requisito imprescindible de la función social". Lo que sí hay, según ha añadido, "son promociones de viviendas que estaban con cierta inversión pública, pero que eran o bien de promotoras privadas o bien de la empresa pública que estaban construidas para la venta que no se ha podido adjudicar" porque "hace años en este país no fluye" el crédito, de ahí que se estén "actualizando esas promociones para pasarlas al alquiler".

"Por lo tanto, no hay 5.000 viviendas vacías, como pregunta, lo que hay son algunas promociones que estamos cambiando la calificación de venta a alquiler", ha incidido. Ejemplo de esa situación son algunas existentes en Linares, tal y como ha comentado Meyer al ser preguntada por la rueda de prensa que el PP ha ofrecido este mismo lunes ante esos inmuebles en la barriada de la Paz de Linares.

Tras considerar que los partidos "son soberanos para opinar" y hacer "lo que estimen oportuno", de modo que el PP ha realizado últimamente convocatorias "de todo pelaje" dando al Gobierno andaluz "todo tipo de calificaciones variopintas desde bolivarianos a gobierno de etíopes", ha reiterado que "estas viviendas de Linares están en un proceso de cambio de calificación".

Al respecto, ha manifestado que "estaban a la venta" con adjudicatarios "de pleno derecho" que "no podían acceder porque no tenían hipotecas", debido a que "las entidades financieras no han hecho los que les tocaba" y, a pesar de haberlas "regado con dinero público" y "rescatado", "no han hecho llegar créditos a familias y pymes".

"Desde que hemos entrado, estamos en un cambio de calificación de las promociones. Estas viviendas de Linares tienen una obra fundamental para el acceso a las mismas que parece que en julio estará terminada", ha declarado Meyer, quien ha subrayado que se intenta "acelerar todo lo posible" los trámites, de forma que han "hablado ya con los adjudicatarios" y "se está haciendo el cambio de calificación". "Ellos están de acuerdo, se va respetar, además, el orden y esperamos que para julio, agosto lo más tardar, se resuelva esa situación", ha apostillado.

Aplicación del decreto-LEY

Por otro lado, la responsable de Vivienda, Rehabilitación y Arquitectura de la Junta se ha referido al decreto-ley sobre función social de la vivienda, sobre el que ha dicho que aún no han recibido censo de inmuebles sin ocupar por parte de las entidades bancarias. En cualquier caso, ha recordado que "están en plazo todavía", ya que "tienen un mes" desde su entrada en vigor el pasado 12 de abril.

Igualmente y preguntada por las voces que dudan de su desarrollo, Meyer ha incidido en que no sabe "por qué dicen que es de difícil aplicación" en tanto es una norma que "viene a reformar leyes que han funcionado" en la comunidad, la 1/2010 y 13/2005. En este sentido, ha aludido a sus "dos elementos fundamentales" comenzado por el de carácter "estructural" que pasa por "fomentar el mercado del alquiler desde lo público".

Con ese objetivo, se sancionan "aquellas viviendas vacías que están en mano de personas jurídicas", algo que "no tiene ninguna complicación" dado que la administración lo hace "desde que existe el procedimiento sancionador", al tiempo que se recogen "medidas de fomento para alquiler para las personas físicas", que también ha sido "práctica habitual".

Junto a ello, se encuentra el elemento "coyuntural, de emergencia que viene a responder a una necesidad vital". "La expropiación del uso, no tiene tampoco ninguna complicación. Andalucía utiliza la ley de expropiación forzosa de manera habitual para construir carreteras. En este caso, se expropia la propiedad, que tiene mayor complicación, y no hay ningún problema en la expropiación del uso", ha aseverado Meyer.

Consulta aquí más noticias de Jaén.