Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría Local del Puerto de la Cruz-Los Realejos han detenido a siete personas, tres de ellas menores, tras la sustracción de una caja fuerte en una vivienda del Puerto de La Cruz que contenía 7.000 euros en efectivo y un surtido de relojes de alta gama, todo valorado en unos 48.300 euros.

Fruto de las investigaciones policiales y transcurridas apenas 36 horas de la comisión de los hechos, los agentes policiales localizaron al principal implicado, que se encontraba oculto en uno de los establecimientos hoteleros del Puerto de la Cruz, por lo que varias unidades de la comisaría participaron en el acordonamiento del hotel.

Tras la práctica de las detenciones del resto de implicados se localizó la caja fuerte y casi la totalidad de los efectos sustraídos, que fueron intervenidos a un individuo que regenta un establecimiento de compra-venta de oro en el barrio portuense de La Vera.

Este los había receptado sin realizar ninguno de los trámites que contempla la ley para el control de compra-venta de los metales preciosos, consiguiendo que la localización de las joyas y los responsables de la sustracción por parte de los investigadores no fuese posible. A esta persona se le ha incoado un expediente de sanción.

Una vez se intervinieron los efectos en el establecimiento, esta persona y un acompañante forzaron el ciclomotor de uno de los autores del robo para apoderarse de la documentación poder alegar que los efectos intervenidos sí se habían registrados, pero no consiguieron llevar a cabo este propósito por la intervención de la Policía Nacional.

RESPONSABILIDAD

Además, esta persona encargó a un tercero que contactase con uno de los autores del robo, menor de edad, con la intención de que modificase su declaración para eximirle de responsabilidad, con la amenaza de que si no lo hacía podría tener consecuencias.

Por ello, los tutores legales del menor pusieron los hechos en conocimiento de los investigadores, los cuales procedieron a la inmediata detención de esta persona y le imputaron varios delitos. Posteriormente, junto a los otros seis, efectos y diligencias, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente.