Bactería Escherichia coli
Imagen tomada con un telescopio electrónico de una cepa de la bactería Escherichia coli, en Braunschweig (Alemania). EFE

Las superbacterias resistentes a los antibióticos cada vez proliferan más. Gran parte de la culpa la tiene el mal uso que hacemos de los antibióticos; así, las bacterias desarrollan mecanismos de resistencia de forma más rápida. Y ese es un problema muy español, como acaba de confirmar un estudio científico. El trabajo, publicado en Genome Research, apunta que los españoles tienen muchos más genes de resistencia a antibióticos que los daneses o los estadounidenses.

Hay españoles con 100 veces más resistencia a algunos antibióticos que la mediaEl estudio –del que da cuenta Materia– ha rastreado muestras de España, EE UU, Dinamarca, Japón, Francia e Italia en busca del nivel potencial de resistencia a antibióticos de sus habitantes. Los resultados indican que España registra uno de los niveles más altos de resistencia potencial a antibióticos comparado con EEUU o Dinamarca.

Uno de los 39 pacientes analizados en España tenía 30 veces más resistencia que la media a la cefalosporina, un tipo de antibiótico, y 100 veces más resistencia que la media a los macrólidos.

Tener un mayor potencial de resistencia a antibióticos puede empeorar seriamente una simple infección o causar problemas en operaciones quirúrgicas.

Antiobióticos: los nuestros y los de los animales

Los resultados apuntan que los antibióticos a los que más potencial de resistencia hay son aquellos que llevan más tiempo en el mercado. El trabajo también destaca que, dependiendo del país, hay más resistencia a los antibióticos que más se usan en animales cuya carne se destina a consumo humano.

Una vez infectadas, estas personas serán más difíciles de tratar"Los resultados no implican que las personas con alto potencial de resistencia tengan más riesgo de ser infectados por bacterias peligrosas, pero sí que, una vez infectados, serán más difíciles de tratar", explica a Materia Kristoffer Forslund, investigador del Laboratorio Europeo de Biología Molecular y coautor del estudio.

José Campos, responsable del área de bacteriología de la Red Española de Investigación en Patología Infecciosa, reconoce que los índices de posible resistencia detectados "son potencialmente muy peligrosos", aunque reincide en que no se puede relacionar directamente con una incidencia mayor de infecciones reales, por ahora.

Según Campos, el estudio "es relevante porque, por ejemplo, muestra que el 30% de los españoles analizados tienen genes de resistencia a antibióticos de último recurso", pero matiza que es aún preliminar.