La consejera de Bienestar y Vivienda, Esther Díaz, ha manifestado este lunes que no existe ninguna intención de cerrar el Centro de Día Pando, en Oviedo y ha anunciado que su gestión pasará el próximo 1 de mayo a manos de la Fundación Asturiana de Atención y Protección a Personas con Discapacidad, Fasad. Así mismo ha acusado al PP de buscar con este asunto "otros fines alejados de la defensa de los usuarios".

Díaz, que ha comparecido en comisión parlamentaria a requerimiento del PP para dar cuenta de todo lo relacionado con dicho centro, ha indicado que Fasad prestará próximamente en la tercera planta del edificio del Fundoma donde se ubica el centro de día Pando un nuevo servicio de alojamiento para personas tuteladas, una medida que a su juicio favorecerá una mejor gestión de los recursos.

Durante su intervención inicial ha recordado que el pasado 27 de marzo se convocó a la Asociación Pro Ayuda a Deficientes Psíquicos de Asturias (Adepas)., que venía gestionando el centro desde 2010 y se le comunicó que se encomendaría a Fasad la gestión del Centro de Día de Pando a partir del próximo 1 de mayo.

Así, el 5 de abril se le comunica a Adepas que debería abandonar el centro y se convocó a las familias de los usuarios para explicarles la situación y asegurarles que en modo alguno se iba a interrumpir el servicio.

En ese sentido ha querido dejar claro que la decisión se ha tomado únicamente por "cuestiones de organización y persigue una mejor gestión de los recursos organizativas y de mejor utilización de los recursos económicos y humanos de los que se dispone para prestar dicho servicio".

"No hay ninguna situación de inquina especial hacia Adepas, les muestro mi respeto y reconocimiento por su trabajo, pero lo primero son las personas", ha dicho Díaz, que ha afirmado no entender la insistencia del PP en buscar una solución a la asociación. Además ha manifestado que a día de hoy no tiene solicitada ninguna reunión por parte de Adepas ni le consta ninguna petición de aplazamiento de su marcha.

Así ha insistido en que la medida de cambio de gestión no afectará a los usuarios porque "no se van a cerrar las instalaciones y se seguirá asistiendo a las personas con discapacidad intelectual en proceso de envejecimiento".

Desde el PP la diputada Victoria Delgado ha criticado las "malas formas y la soberbia" de la consejera y ha pedido que se de una salida al colectivo Adepas después de "mandarles de repente y de malas maneras abandonar el centro". Delgado ha manifestado que fue la Consejería en 2010 quien pidió a Adepas que prestase el servicio y no al revés .

Desde el PP la diputada Esther Landa, ha considerado que la decisión de la Consejería se debe a una "persecución" de la asociación Adepas por lo ocurrido en el centro de discapacitados de Noreña. Landa ha acusado a la consejera de crear polémicas de manera constante por lo que le ha invitado a recapacitar sobre sus formas ausentes de negociación y de diálogo y absolutamente lamentables.

La diputada de IU, Noemí Martín ha criticado que de dos entidades que se han quedado fuera del acuerdo marco a una, La Amistad, se le sigue pagando mes a mes desde enero y a otra, Adepas, no se le paga y se están tratando de manera diferentes situaciones que son iguales. "Me sorprenden que se busquen soluciones en unos casos sí y en otros casos no", ha dicho Martín.

Consulta aquí más noticias de Asturias.