La población empadronada en España se ha reducido por primera vez desde 1996, primer año del que existen datos oficiales, y a fecha 1 de enero de 2013 había 47.059.533 personas inscritas, 205.788 menos que un año antes, consecuencia únicamente del éxodo de extranjeros.

Así, el número de extranjeros empadronados se ha reducido en 216.125 personas (un 3,8%) a lo largo de 2012 hasta los 5.520.133 millones, mientras que el de españoles ha aumentado en 10.337 (un 0,02%), según el avance del Padrón Continuo difundido hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según estos datos, el 11,7% de los empadronados en España son extranjeros y 2,4 millones de ellos proceden de la Unión Europea (UE).

El número de extranjeros empadronados, reducido en 216.125 personas

De los extranjeros que han optado por abandonar España, previsiblemente ante la falta de trabajo como consecuencia de la grave crisis económica que sufre el país desde 2008, los pertenecientes a la UE se han reducido en 90.639 personas hasta sumar 2.352.978 personas y los no comunitarios lo han hecho en 125.486 hasta situarse en 3.167.155.

El 85,9% de la población empadronada ha nacido en España y el 14,1% en el extranjero.