Protesta de Mossos.
Una protesta de mossos d'Esquadra en una imagen de archivo. POL SOLÀ / ACN

Dos agentes de los Mossos d'Esquadra han pasado la noche durmiendo ante la casa del presidente de la Generalitat, Artur Mas, en protesta por los recortes que sufre la policía catalana, según informaron fuentes sindicales.

La protesta ante la casa del presidente de la Generalitat se produjo la víspera de la celebración en Barcelona del acto central del Dia de les Esquadres, el patrón de la policía catalana.

Los sindicatos de los Mossos d'Esquadra mantienen desde hace meses un enfrentamiento abierto con el Gobierno catalán y el Departamento de Interior en protesta por los recortes salariales y materiales que sufren por las restricciones presupuestarias.

Los dos agentes que han pasado la noche ante el domicilio de Mas llevaban una pequeña pancarta con el lema "Millor indignats que indignes" (mejor indignados que indignos).

Precisamente, los sindicatos han convocado varios actos de protesta ante el Auditori de la capital catalana, donde el conseller de Interior, Ramon Espadaler, presidirá este lunes el acto central del Dia de les Esquadres.

'Esquadres alternatives'

Los sindicatos han felicitado, entre otros, a los vecinos de Bàscara, que han conseguido que se prohíba el paso de camiones por la N-II a su paso por el municipio, y a  los agentes que acampan en Vielha desde hace semanas. Los 200 agentes presentes también han homenajeado a los policías fallecidos.

Asimismo, han organizado un concurso de fotografías sobre el estado de las comisarías. Los sindicatos contaban con noticias enmarcadas sobre la problemática, cajas negras con tijeras en alusión a los recortes... y un jarrón de flores con un walkie-talkie de juguete en referencia al escándalo del espionaje.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.