Fármacos.
Cajas de medicamentos. ACN

El repago según la renta aplicado por el Gobierno desde el 1 de julio ha provocado que la aportación que realiza cada catalán por los medicamentos financiados por la Seguridad Social se haya casi doblado el 2012, según datos de la Conselleria de Salut sobre evaluación de la atención médica y sanitaria pública.

La aportación de los ciudadanos durante el último trimestre del año fue del 9,8% del precio total del fármaco, lo que supone un incremento del 96% respecto al mismo periodo de 2011, cuando la aportación fue del 5%.

El repago estatal y el euro por receta –medida actualmente suspendida por el Tribunal Constitucional– han reducido el gasto farmacéutico, que en 2012 fue de 1.451 millones de euros, un 14,27% menos que en 2011.

El gasto medio por habitante se redujo, asimismo, un 14,1%, y el gasto por receta, un 6,54, lo que sitúa el coste medio en los 10,23 euros. Hay que tener en cuenta el aumento de los genéricos, que el año pasado ya supusieron el 44,9% del total de ventas, un 11% más que el 2011.

Los fármacos contra el asma, la diabetes, la hipertensión y el colesterol, así como los antiinflamatorios no esteroides, los analgésicos y los antidepresivos fueron los más vendidos y supusieron el 45% del gasto (657 millones).

Medicación hospitalaria

En 2012, 128.050 personas tomaron fármacos hospitalarios de dispensación ambulatoria con un coste total de 642,4 millones, un 2,78% más que en 2011. El aumento se debe a que hubo más pacientes (1,6%) y el coste medio fue más alto (1,16%), concretamente de 5.017 euros por año e interno.

Los medicamentos usados en quimioterapia, los antiretrovirales y los inmunosupresores fueron los más prescritos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.