Mujeres en Pakistán
Un grupo de mujeres acuden a un discurso político de Tahir ul Qadri en Lahore, Pakistán. EFE/EPA

Dos agentes de Policía han sido arrestados por su presunta participación en la violación múltiple sufrida por una joven hindú en una aldea del extremo sur de Pakistán, informó una fuente policial.

La joven de 22 años no ha presentado denuncia formal contra sus agresores, a pesar de que las autoridades le han aconsejado que lo haga para poder iniciar una causa contra los agentes, indicó un responsable de Policía del distrito de Tharparkar, Zahir Ahmed.

La policía rechazó las acusaciones y echar a la familia de la comisaríaSegún el canal local Geo, la violación fue consumada este domingo en el domicilio de la agredida por los dos policías y otros dos vecinos de la aldea de Aaadhi que no han sido detenidos aún.

La primera reacción en la comisaría local fue rechazar las acusaciones de los familiares y echarlos del recinto policial, por lo que la agredida tuvo que acudir al jefe de distrito para realizar verbalmente la denuncia.

Las denuncias de violencia sexual no paran de crecer en Pakistán, en medio de los esfuerzos de algunos sectores políticos y organizaciones de defensa de las mujeres.

Cerca de 9.000 mujeres violadas

Según la fundación local Aurat, cerca de 9.000 mujeres fueron violadas en 2011 y en la primera mitad de 2012 los datos mostraban una continuada tendencia al alza, agravada por el hecho de que muchos casos pasan desapercibidos y no son siquiera denunciados.

La normativa islámica exige testigos masculinos que refrenden la acusaciónPara juzgar las violaciones en Pakistán se aplica ampliamente la normativa islámica, que establece que testigos masculinos deben refrendar la versión de la agredida, que se arriesga en caso contrario a ser acusada de mantener relaciones sexuales ilícitas.

El último censo oficial, elaborado en 1998, establece que en Pakistán hay cerca de 3 millones de hindúes (sobre un total de casi 200 millones de habitantes) que se concentran en gran parte en la provincia meridional de Sindh, donde ocurrió la agresión de este domingo.