Policía Nacional
Agentes de los GEO de la Policía Nacional, en una imagen de archivo. ARCHIVO

Las fuerzas de seguridad han detenido por su presunta relación con el narcotráfico al expolicía Michel Domínguez, antiguo miembro de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), responsable de la guerra sucia contra ETA.

Fuentes del Ministerio del Interior han confirmado el arresto de Domínguez, que se produjo el pasado viernes en Barcelona.

Las fuentes han señalado que Domínguez viajaba solo cuando fue detenido en la estación de trenes de Sants, en Barcelona, y que no tenía en ese momento estupefacientes en su poder, aunque se le acusa, han agregado, de un delito contra la salud pública.

Domínguez será trasladado en las próximas horas a Madrid, han informado fuentes policiales, que han asegurado además que la actuación policial sigue abierta y hay secreto de sumario.

Uno de los rostros de la guerra sucia

Michel Domínguez, junto a su superior José Amedo, fueron los rostros más conocidos de la guerra sucia contra ETA, por la que resultó condenado en 1991 —llevaba en prisión desde 1988— a 108 de cárcel por seis asesinatos frustrados y un delito de asociación de malhechores.

Domínguez —uno de los principales nombres de la guerra sucia contra ETA junto al exsubcomisario José Amedo— también fue condenado en 1998 por el Tribunal Supremo a otros dos años, cuatro meses y un día de prisión por el secuestro de Segundo Marey, un ciudadano hispano-francés al que los GAL confundieron con un cabecilla etarra.

A finales de ese año pasó al régimen abierto y en 2000 salió definitivamente de la cárcel al serle concedida la libertad condicional por haber cumplido las tres cuartas partes de la pena y tener un pronóstico favorable de reinserción.

Domínguez Martíenz fue inspector del Cuerpo Nacional de PolicíaMichel Domínguez Martínez nació en Chambery (Francia) en 1957 y tiene nacionalidad española. En 1982 fue nombrado inspector del Cuerpo Nacional de Policía y durante los cuatro años siguientes prestó servicios en la Jefatura Superior de Bilbao bajo las órdenes del subcomisario Amedo. Perteneció a los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), una organización terrorista que comenzó a actuar en diciembre de 1983.

Desde este hecho inicial hasta finales de 1987 los GAL cometieron más de veinte asesinatos, actuando después de atentados etarras, y destruyeron coches e inmuebles.

El proceso judicial contra el grupo terrorista llegó a salpicar a altos cargos del Gobierno como el propio presidente, Felipe González, José María Benegas, Narcís Serra y José Barrionuevo. 

Dos años después, el Tribunal Supremo condenó, entre otros, a Vera, Barrionuevo y Sancristóbal a 10 años de cárcel y 12 de inhabilitación por organizar, autorizar y financiar el secuestro de Segundo Marey en 1983.